La FAD presenta las conclusiones de la investigación '¿Qué nos jugamos?' sobre este hábito

La ludopatía se 'rejuvenece' con locales de juego a 500 metros de las aulas
Eulalia Elemany, directora técnica de la FAD.


22 abr 2021. 12.50H
SE LEE EN 4 minutos
Los jóvenes representan ya la mitad de la población que juega online, especialmente entre los hombres: ellos superan el 80 por ciento de todas las modalidades, tanto online como offline, excepto en los salones de juego, donde son el 67,3 por ciento. Pero esto no es una casualidad. "Prácticamente la totalidad de los locales de juego están a menos de 500 metros de centros escolares donde se imparte educación secundaria o primaria, pública o concertada".

Estas son algunas de las conclusiones de la investigación ‘¿Qué nos jugamos?’, realizada por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) y financiada por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas, que ha mencionado Eulalia Alemany, directora técnica de la FAD, durante su presentación. 

- Acceda aquí a la investigación completa -

El trabajo ha abordado el juego -con dinero- con una perspectiva amplia, y ha centrado la atención en cómo las personas jóvenes viven este hábito y su consumo asociado. Para ello han recogido expriencias y autorrepresentaciones de las personas dentro de contextos socioeconómicos, culturales y relacionales, con especial atención a las formas específicas que adoptan las ciudades de Madrid y Vitoria-Gasteiz. También han tratado los problemas asociados, como la ludopatía.

Entre otros resultados, los investigadores han visto que tanto en Madrid como en Vitoria tiende a haber más casas de apuestas en los distritos con menos rentas. "La distribución de los locales en esas dos ciudades no es aleatoria, sino que se define por una serie de patrones muy identificables: están en grandes avenidas y en ejes comerciales, en zonas de niveles de formación más bajos, y en lugares donde hay una presencia de población migrante más importante", ha asegurado Alemany. 

"Es necesario un proceso de socilización para convertirte en un jugador"



El primer contacto de los menores con el juego suele ser, por tanto, en los barrios. Estos locales de juego se convierten en "un espacio de referencia" para ellos. Los grupos de amigos y las relaciones de pareja son las más importantes de cara a generar el hábito. 

"El juego comienza como un acto social. Genera una fantasía de éxito y de posibilidades de ganancia. Al final se convierte en necesidad individual hasta que llega a ser un acto solitario. Es necesario un proceso de socilización para convertirte en un jugador", ha afirmado la experta. 

El problema puede ir a más


El juego online, por su parte, permite jugar a los jóvenes desde el teléfono, sin las restricciones temporales de las casas de apuestas y de forma más discreta. "Las páginas de las principales casas de apuestas cuentan con recurrentes y trepidantes anuncios televisivos que inundan las pantallas en horarios de máxima audiencia", ha recordado Alemany. 

Con todo, los datos de este informe no son esperanzadores. Como ha indicado Alemany, todo apunta al aumento de juego con dinero entre jóvenes y menores, a la problematización del asentamiento del juego online como hábito y a la necesidad de una regulación del mercado.

Beatriz Martín Padura, directora general de la FAD, ha recordado que cada vez ven que hay más menores jugando con dinero simulado antesala del dinero al futuro, lo que fideliza a los jugadores. También ha señalado que es necesario abordar el problema con perspectiva de géner, tanto de cara a la prevención como a su tratamiento, ya que se trata de una conducta muy masculinizada. 

Joaquín R. Villalbí, delegado del Plan Nacional Sobre Drogas, ha recordado que durante la pandemia el juego presencial se redujo mucho, el online se mantuvo y, en algunas capas más jóvenes, se ha incrementado "un poco". Donde sí han visto un gran aumento es en el uso de internet. "Y hay actividades que, sin ser propiamente apuestas, pueden estar vinculadas potencialmente con su posterior dedicación". También ha comentado que a medida que se tiene más información y conocimiento sobre este problema, se está regulando más. Seguirán en ello.  

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.