Redacción Médica
16 de agosto de 2018 | Actualizado: Jueves a las 12:25
Especialidades > Psiquiatría

Los niveles de vitaminas y minerales pueden variar en niños con TDAH

Los pequeños pueden tener niveles más bajos de zinc y vitamina D y más altos de magnesio, B12 y folato

Los investigadores apuntan que hay suplementos que pueden ayudar significativamente.
Los niveles de vitaminas y minerales pueden variar en niños con TDAH
Redacción
Jueves, 19 de julio de 2018, a las 09:40
Los niveles de ciertos micronutrientes -vitaminas y minerales- que los humanos necesitan en pequeñas cantidades para funcionar correctamente se mostraron distorsionados en un pequeño estudio centrado en niños con TDAH, lo que apunta, posibilemente, a los fundamentos nutricionales o metabólicos del trastorno.

Los investigadores evaluaron los niveles de micronutrientes de 71 niños con TDAH y compararon esos números con los valores de referencia clínica, que sirvieron como grupo de control independiente. Independientemente de su subtipo específico de TDAH (hiperactivo, inatento o combinado), los niños estudiados mostraron variaciones estadísticamente significativas en sus niveles de magnesio, ácido fólico, zinc, vitamina D y vitamina B12.

En comparación con los valores de referencia clínica, el zinc y la vitamina D se produjeron a niveles significativamente más bajos en los niños con TDAH; en el folato, magnesio y vitamina B12 ocurrieron en niveles significativamente más altos en el grupo con TDAH.

"Se ha sugerido que los niveles anormales de micronutrientes, debido a la disminución de la ingesta o la disfunción metabólica congénita, juegan un papel en la patogénesis del TDAH", escribieron los investigadores. Sus resultados pueden apoyar esta conclusión, afirmaron, y las investigaciones anteriores han indicado que ciertas formas de suplementos de micronutrientes pueden ayudar significativamente a los niños y adultos a manejar los síntomas del TDAH.

El estudio fue presentado en la reunión anual de la Academia Estadounidense de Neurología, que tuvo lugar en Los Ángeles del 21 de abril al 27 de abril. Investigadores del Colegio de Nueva Jersey y la Escuela de Medicina de Rutgers contribuyeron al trabajo.