Un estudio pronostica que el aumento será generalizado en todos los países y se alcanzaran los 153 millones de casos

Los casos globales de demencia se triplicarán en 2050 por el envejecimiento


12 ene 2022. 13.35H
SE LEE EN 4 minutos
Los casos globales de demencia en todo el mundo se triplicarán en 2050, pasando de los 57 millones de casos registrados en 2019 a 153 millones en mayores de 40 años, según el estudio 'Global Burden of Disease' que ha analizado a 204 países. Un incremento causado por el crecimiento de la población y su envejecimiento.

La investigación, publicada en The Lancet Public Health y revisada por pares, ha estudiado cuatro factores de riesgo de la demencia para averiguar estos datos, como el tabaquismo, la obesidad, los niveles altos de azúcar en sangre y el bajo nivel educativo. Precisamente, el aumento del nivel educativo será la única mejora que pronostican los investigadores para poder reducir la prevalencia de las demencias y lo cifran en más de seis millones de casos para 2050.

Una mejora que, sin embargo, no afectará a las cifras globales. “La reducción de casos por el aumento del nivel de educación será contrarrestado por las altas incidencias en obesidad, niveles altos de azúcar en sangre y tabaquismo”, concluyen los investigadores. Por ello, consideran que se deben centrar los esfuerzos en la prevención y control de los factores de riesgo y apoyar medidas que atañen a dietas saludables, realizar ejercicio físico o dejar de fumar.

Intervenciones locales para atajar la demencia


Para eludir o al menos paliar el aumento de la demencia los investigadores creen que la solución pasa por implementar intervenciones adaptadas localmente que reduzcan la exposición a los factores de riesgo, junto con la investigación para descubrir tratamientos efectivos que modifiquen la enfermedad y nuevos factores de riesgo modificables para reducir la carga futura de enfermedad.

“Dado que actualmente no hay terapias modificadoras de la enfermedad disponibles, se debe hacer un énfasis adecuado en los esfuerzos para modificar el riesgo descrito. Las intervenciones multimodales han mostrado cierto éxito en retrasar la tasa de deterioro cognitivo y presentan un enfoque prometedor para la reducción del riesgo y la prevención de la demencia”, detallan los investigadores.

Otra de las cuestiones que consideran que se deben tener en cuenta, es planificar los aumentos esperados en la utilización de los servicios de salud y atención social para expandir los recursos para apoyar a los cuidadores de personas con demencia. Una parte de cuidados que también deberá compartir los recursos con el objetivo de desarrollar “agentes terapéuticos efectivos”.

"Nuestro estudio ofrece pronósticos mejorados para la demencia a escala mundial, así como a nivel de país, brindando a los responsables políticos y expertos en salud pública nuevos conocimientos para comprender los impulsores de estos aumentos, basados en los mejores datos disponibles. Los gobiernos nacionales pueden utilizar estas estimaciones para asegurarse de que los recursos y el apoyo estén disponibles para las personas, los cuidadores y los sistemas de salud a nivel mundial", asegura la autora principal del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME), Emma Nichols.

¿En qué parte del mundo aumentará más la demencia?


El estudio predice que el mayor aumento por volumen en la prevalencia de la demencia ocurrirá en el norte de África y Oriente Medio, donde se prevé que los casos crecerán en un 367 por ciento, de casi 3 millones a casi 14 millones, con aumentos particularmente grandes en Qatar (1.926 por ciento), los Emiratos Árabes Unidos (1.795 por ciento) y Bahréin (1.084 por ciento).

Por el contrario, el menor aumento en el número de casos de demencia se proyecta en Asia Pacífico, donde se espera que el número de casos crezca en un 53 por ciento. En esta región, los autores destacan el escaso crecimiento que se registrará en Japón (27 por ciento). “Se espera que disminuya el riesgo de demencia para cada grupo de edad, lo que sugiere que las medidas preventivas, incluidas las mejoras en la educación y los estilos de vida saludables, están teniendo un impacto positivo”, resaltan los investigadores.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.