Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:30
Especialidades > Psiquiatría

Las pacientes con anorexia o bulimia son más propensas a cometer robos

Un estudio sueco revela que son hasta cuatro veces más probables de ser condenadas por robo

Las pacientes con anorexia o bulimia son más propensas a cometer robos
Redaccion
Lunes, 21 de agosto de 2017, a las 14:10
Científicos del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) han descubierto que las mujeres con anorexia nerviosa o bulimia son hasta cuatro veces más probabilidades de ser condenadas por robo, aunque a menudo sean pequeños hurtos en tiendas, en comparación con quienes no presentan ningún trastorno alimentario.

Así se desprende de los resultados de un trabajo que publica la revista International Journal of Eating Disorders, en el que se analizaron datos de más de 900.000 mujeres suecas nacidas entre 1979 y 1998.

Utilizando registros sanitarios y delictivos, los autores se centraron en las mujeres diagnosticadas con trastornos alimenticios a partir de los 15 años y a las personas condenadas por cualquier delito al cumplir 35 años.

De este modo, vieron que alrededor de 11.000 mujeres habían sido diagnosticadas con anorexia nerviosa y algo más de 5.000 con bulimia. Entre las mujeres con anorexia, casi el 12 por ciento habían sido condenadas por robo al cumplir 35 años y el 7 por ciento por otros delitos. Y entre las mujeres con bulimia, el 18 por ciento fueron condenadas por robo y el 13 por ciento tenía otras condenas por otros motivos.

En cambio, entre las mujeres sin ninguno de los dos trastornos alimentarios tan solo un cinco por ciento condenadas por robo y un 6 por ciento por otros delitos.

Cuando los investigadores buscaron la presencia de otros problemas de salud mental como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o el de personalidad, vieron que podían explicar la mayor incidencia de conductas delictivas en mujeres con bulimia, pero no en las que tenían anorexia.

Los autores reconocen que en su trabajo no han podido recopilar los motivos que llevaron a estas afectadas a robar, ni qué tipo de artículos eran los que habían sustraído. Además, también admiten que sólo tenían datos de las mujeres con anorexia o bulimia que estaban en tratamiento, cuando muchas afectadas por estos trastornos quedan sin tratar.