23 de agosto de 2017 | Actualizado: Martes a las 18:40
Especialidades > Psiquiatría

La Universidad de Granada crea un programa de apoyo a estudiantes con TDAH

El proyecto se basa en la formación de voluntarios para que ayuden a sus compañeros a desenvolverse académicamente

Los voluntarios apoyarán a sus compañeros en la resolución de procesos burocráticos.
La Universidad de Granada crea un programa de apoyo a estudiantes con TDAH
Redacción
Jueves, 18 de mayo de 2017, a las 12:10
La Universidad de Granada está impulsando durante estos días el programa ‘Universitarios por, para y desde la discapacidad’, una serie de acciones formativas dirigidas al alumnado voluntario para la atención e inclusión de estudiantes que presenten algún tipo de discapacidad o NEAE (necesidad especial de apoyo educativo), como por ejemplo el TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad).

Durante las jornadas, que este año cumplen su segunda edición, los profesionales especializados informan e imparten consejos para que estudiantes voluntarios seleccionados por la propia institución académica, atiendan, apoyen y auxilien a sus compañeros discapacitados o que presenten alguna NEAE. Esta asistencia comprende desde el acceso a la Universidad, a través del Protocolo de 'tránsito a la Universidad' con acompañamiento y guía en las pruebas de acceso (PAU), a la resolución de problemas burocráticos pasando por la organización de agendas o recordatorio de exámenes y trabajos.

Visibilizar las enfermedades

Con este proyecto se atienden tanto las discapacidades más visibles, como pueden ser las de tipo auditivo, visual o de movilidad reducida, hasta aquellas que son no son tan visibles como el propio TDAH o el Asperger. El objetivo que se persigue es que cualquier alumnado se sienta amparado por sus compañeros hasta que sea  autónomo en la Universidad y pueda desenvolverse con fluidez y facilidad.

Una iniciativa que aplaude la presidenta de AMPACHICO, Concepción Pineda Alguacil, ya que el “abandono escolar de los alumnos con TDAH es muy significativo tras las etapas obligatorias y son muchos los que se caen en el camino antes de llegar a la Universidad por la cantidad de trabas que encuentran a lo largo del proceso educativo”. En palabras de la coordinadora del Proyecto de Tránsito a la Universidad, Marta Medina, “se persigue garantizar el derecho a la educación de todas y todos aquellos que deseen cursar estudios universitarios y además supone un sello de calidad la Universidad de Granada”.