17 de agosto de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 20:10
Especialidades > Psiquiatría

La dosis perfecta de medicación para TDAH tarda varias semanas en ajustarse

Un estudio evaluó el efecto de los reajustes de dosificación en metilfenidato de liberación prolongada

Presentación oral de liberación prolongada.
La dosis perfecta de medicación para TDAH tarda varias semanas en ajustarse
Redacción
Jueves, 18 de mayo de 2017, a las 10:00
Un estudio publicado en el Journal of Clinical Psychiatry profundiza en los beneficios de individualizar la dosis de metilfenidato, fármaco utilizado como estándar en el tratamiento del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), a través de una presentación oral de liberación prolongada.

Participaron un total de 279 adultos (141 recibiendo medicación, 138 en el grupo de control), a los que se les ajustaba la dosis semana a semana durante un total de seis. Se comenzó con una dosis de 18 mg, que iba aumentándose cada semana en otros 18 mg hasta que los síntomas se reducían hasta un punto concreto (fijado por la escala Airsrs, que va de 0 a 54) o los efectos secundarios eran intolerables.

Así, tras los pertinentes ajustes semanales, el 39,1 por ciento de los adultos que recibieron metilfenidato llegaron a 72 mg. Le siguieron los que recibieron 54 mg, el 24,3 por ciento. El 23,1 por ciento llegó hasta los 36 mg, mientras que el 13,6 por ciento permaneció con la dosis inicial.

El 45 por ciento del total de pacientes tratados informó de una remisión completa de los síntomas (puntuación en la escala Aisrs de 18 o menor). Por regla general, los participantes tratados consiguieron mejoras en la calidad de vida, la productividad en el trabajo y en la función cognitiva.

Los autores explican que estudios anteriores con metilfenidato de liberación prolongada no exploraban las posibilidades de ajustar la dosificación para conseguir la remisión de los síntomas. “Esta mejora en el tiempo además del crecimiento y reducción de los síntomas y respuestas sugiere que los médicos pueden considerar permitir un periodo de tiempo, de semanas o más, entre los ajustes de la dosificación de metilfenidato con un seguimiento continuo de forma que los beneficios de una dosis en particular tengan el suficiente tiempo para emerger”.