22 de junio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 20:50
Especialidades > Psiquiatría

La depresión post-parto persistente impacta en el comportamiento del niño

Los hijos de madres que la sufrieron tenían hasta el doble de probabilidades de mostrar comportamientos problemáticos

El estudio analiza la evolución de las madres desde principios de los 90.
La depresión post-parto persistente impacta en el comportamiento del niño
Redacción
Lunes, 19 de febrero de 2018, a las 18:50
La depresión post-parto puede durar varios meses y, en ese caso, existe un riesgo mayor de sufrir una depresión que persista en el tiempo y que llegue a afectar al niño o niña, mostrando un comportamiento problemático e incrementando el riesgo de depresión en la adolescencia.

Es lo que sugiere un estudio realizado en Reino Unido y publicado en JAMA Psychiatry, que analizó 9.848 mujeres. Aquellas que sufrieron depresión post-parto (una minoría, según la investigación) persistente en el tiempo tenía en doble de probabilidades de que sus hijos mostraran comportamientos problemáticos.

Cuando la depresión de estas mujeres era de larga duración, la probabilidad se incrementaba hasta cinco veces a los tres años y medio del niño. Además, la probabilidad de que en la adolescencia (16 años) mostrara un bajo rendimiento en los test de matemáticas era de casi el triple, y el riesgo de que sufriera depresión a la edad de 18 años se multiplicaba por siete.

Los investigadores analizaron los datos de madres desde los años 90 y evaluaron los síntomas de depresión cuando sus hijos tenían 2, 8, 21 y 33 meses, y de nuevo a los 11 años. Nueve de cada diez mujeres no sufrieron depresión, y menos de un 1 por ciento tuvieron depresión persistente en el tiempo.

Sin importar la gravedad de los síntomas

Si los síntomas de depresión post-parto continuaban a los dos y ocho meses desde el nacimiento del niño, era más probable que se encontraran de nuevo a los 11 años, sin importar el nivel de gravedad de los síntomas, explica el trabajo.

Los autores del estudio señalan como limitación que evaluaron pocas mujeres con depresión grave y persistente, por lo que es posible que los resultados puedan diferir con un grupo grande de madres. No obstante, concluyen que existe la necesidad de diagnosticar y tratar correctamente la depresión post-parto.