Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Especialidades > Psiquiatría

Dos fármacos comunes, claves contra el síndrome del alcoholismo fetal

La tiroxina y metformina ayudan a borrar los déficits de aprendizaje y memoria por la exposición a bebidas alcohólicas

Actualmente el síndrome no tiene ningún tratamiento.
Dos fármacos comunes, claves contra el síndrome del alcoholismo fetal
Redacción
Miércoles, 19 de julio de 2017, a las 10:10
Dos fármacos de uso común pueden ayudar a borrar los déficit de aprendizaje y memoria causados por la exposición fetal al consumo de alcohol, según un estudio con ratones de la Northwestern University (Estados Unidos).

Precisamente en el país estadounidense se estima que del uno al cinco por ciento de los niños nacen con este trastorno, cuyos principales síntomas son –aparte de los ya mencionados –, alteraciones de conducta, tasas elevadas de depresión y un mayor riesgo de problemas cardiovasculares.

En palabras de la autora del hallazgo, Eva Redei, "hemos demostrado que se puede interferir en el daño causado por el alcohol después de nacer. Eso es enorme porque actualmente este síndrome no tiene ningún tratamiento". En ese sentido, la científica asegura que "hay mujeres que beben antes de que sepan que están embarazadas y mujeres que no dejan de beber durante el embarazo. Si los resultados se reproducen en humanos todavía habría una oportunidad para ayudar a estos menores".

Para llevar a cabo el experimento, los científicos administraron tiroxina (una hormona que se reduce en mujeres embarazadas que beben alcohol) o metformina (un medicamento para la diabetes que disminuye los niveles de azúcar en sangre, algo que crece en las embarazadas cuando beben) en crías de ratones expuestas al alcohol en el útero.

Tratamiento durante 10 días

Los roedores recibieron los fármacos durante 10 días inmediatamente después de nacer. Les dejaron crecer y luego analizaron su capacidad de memoria en comparación con un grupo control de roedores que también habían sido expuestos al alcohol en el útero pero no recibieron ninguno de los fármacos.

Según Redei, "mostramos en animales adultos que ambos tratamientos revirtieron los déficit de memoria, así como algunos de los cambios moleculares causados por el consumo materno de alcohol".