13 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Empresas / Sanidad privada

Teknon, primer centro de España en usar la endoscopia BLI

Esta técnica mejora la detección precoz del cáncer de esófago y de colon y ha sido utilizada en 150 pacientes

Sanitarios del Centro Médico Teknon utilizando la endoscopia BLI.
Teknon, primer centro de España en usar la endoscopia BLI
lun 20 junio 2016. 16.50H
Redacción
El Centro Médico Teknon, perteneciente al Grupo Quirónsalud, es el primer centro de España que dispone de forma fija de una nueva tecnología de endoscopia, llamada BLI (Blue Light Imaging), que utiliza un tipo de luz azul que colorea los tejidos, lo que mejora su visualización y la detección precoz de lesiones previas al cáncer de esófago, como el esófago de Barrett o lesiones premalignas del cáncer de colon.

El equipo se instaló en marzo y ya se ha utilizado en más de 150 pacientes, demostrando su fiabilidad, seguridad y alta eficacia para diagnosticar lesiones precancerosas.

El esófago de Barrett es una lesión premaligna que se produce en el epitelio o revestimiento del esófago debido a los ácidos procedentes del estómago. Esta afección es cada vez más habitual, puesto que son muchos los pacientes que presentan reflujo gastroesofágico por un mal cierre del cardias o músculo que se encuentra entre el estómago y el esófago. Este reflujo gastroesofágico conduce a una esofagitis o inflamación del esófago.

“Las células del esófago no toleran los ácidos provenientes del estómago y la mucosa del esófago queda afectada, de manera que empieza a haber áreas de metaplasia, lo que significa que las células van evolucionando o que cambia la calidad de las células del esófago”, explica Jorge Carlos Espinós Pérez, jefe de Endoscopias de Centro Médico Teknon.

Indicaciones y futuro

El 2 por ciento de los pacientes que presentan esófago de Barrett pueden desarrollan cáncer de esófago, una lesión muy grave con una mortalidad muy alta. Por esta razón, los pacientes afectados por el esófago de Barrett deben realizarse endoscopias periódicas, a fin de detectar posibles lesiones en estadios muy iniciales, cuando el cáncer de esófago aún es curable.

“La BLI es una tecnología puntera para el diagnóstico precoz de la displasia o crecimiento anómalo de las células en el esófago de Barrett, así como  en estómago y  en los pólipos de colon”, afirma Espinós. Asimismo, “la detección precoz significa un 100% de curación en el caso del cáncer de colon, muy frecuente en hombres y mujeres. Estamos hablando de un avance importantísimo de medicina preventiva”, puntualiza Turró. 

De cara al futuro, Turró avanza que “se está trabajando con resultados esperanzadores en el uso de esta tecnología para diagnosticar directamente por la imagen, sin necesidad de realizar biopsias, gracias al grado de calidad del zoom óptico que se utiliza”.

Nueva generación de endoscopia

La nueva tecnología de endoscopia BLI supone dar un paso adelante en la calidad de las imágenes que toma de los tejidos. A diferencia de otras tecnologías existentes en actualidad, es una nueva generación de sistemas de iluminación en endoscopia.

El sistema incorpora la tecnología Multi-Light Technology el último avance en tecnología de la fuente de iluminación, consistente en la sustitución de las tradicionales lámparas de xenón por la nueva tecnología LED. Consta de cuatro luces LED (violeta, azul, verde y rojo) cuya combinación permite generar distintos modos de iluminación, aplicando cambios de coloración, y también, por primera vez, de la llamada luz azul nativa (la Blue Light Imaging).

Estos cambios de coloración y, en particular, la luz azul se aplican sobre los tejidos, lo que mejora la visibilidad de los vasos sanguíneos, así como los detalles de la superficie de la mucosa. Permite crear imágenes brillantes y contrastadas con las que se pueden ver y delimitar mejor las lesiones. “Con esta tecnología se puede llegar a ver muy bien el crecimiento anormal de las células, gracias al uso de coloración sobre la mucosa o cromoendoscopia”, asegura Jesús Turró, jefe de Endoscopias de Centro Médico Teknon.

Asimismo, la utilización de un zoom óptico aumenta por 2,5 veces la capacidad de visualización respecto a otros modelos de endoscopia existentes: Utiliza sistema de captura de imágenes mediante sensor CMOS (no CCD), que tiene una capacidad de digitalización superior, ya que el sensor CMOS es más sensible para trabajar en entornos de baja luminosidad; la conexión entre el endoscopio, procesador de la señal y la muestra de las imágenes en pantalla se realiza mediante sistema wireless, lo que tiene la ventaja añadida de que el equipo es más fácil de limpiar e higienizar y las posibilidades de oxidación de los cables se minimizan.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.