ASPE, en contra de las conclusiones de la Proposición No de Ley sobre el 'Fortalecimiento del Sistema Sanitario Público'

"El SNS está pensado para trabajar de forma complementaria, no sustitutiva"
Alfonso de la Lama-Noriega, Secretario General de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE).


21 abr 2021. 11.20H
SE LEE EN 4 minutos
La sanidad privada se ha mostrado en contra de las conclusiones extraídas de la Proposición No de Ley (PNL) relativa al ‘Fortalecimiento del Sistema Sanitario Público’, aprobada en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados este pasado lunes 17. El secretario general de la organización, Alfonso de la Lama-Noriega, ha expresado que el Sistema Nacional de Salud (SNS) "está pensado para trabajar de forma complementario, no sustitiva" en relación a la colaboración público-privada.

En esta PNL, promovida por Unidas Podemos y En Comú Podem Galicia, se afirma que “la degradación del sistema sanitario y de salud, la privatización de servicios esenciales o la precarización de las condiciones de sanitarios nos ha colocado en una situación sensible, que ha condicionado la actuación contra el Covid-19”. 

Una consideración que Alfonso de la Lama-Noriega, secretario general de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), ha valorado como un “ataque encrespado contra la convivencia y la colaboración complementaria entre ambas partes del SNS, recogido en la Ley General de Sanidad, es completamente inexplicable ante la colaboración mostrada por la sanidad privada en la mayor crisis sanitaria vivida en el último siglo”.

La sanidad privada, en la pandemia de Covid-19


Además, en esta Proposición No de Ley también se recoge que la crisis del Covid-19  “ha manifestado el inmenso valor del sistema público de salud, así como las deficiencias que han supuesto los recortes y las privatizaciones. Tenemos una oportunidad histórica para deshacer esas políticas de recortes que hoy se contabilizan en el número de fallecidos”.

En este sentido desde ASPE explican que, durante la pandemia, “la sanidad privada ha atendido al 25 por ciento de los afectados de Covid totales en España y al 16 por ciento de los críticos en UCI, muchos de ellos por derivaciones de una sanidad pública exhausta. Ante ello, la sanidad privada ha pagado un alto precio en lo relativo a las condiciones de viabilidad actuales, ya que el sector sigue pendiente de compensaciones en muchos territorios”.

De la misma manera, el secretario general de ASPE afirma que “considerar que las ineficiencias del sistema sanitario público, del que todos convenimos que requiere reformas estructurales y fortalecimiento para la optimización de la gestión sanitaria, se debe a la colaboración en esa partida de gasto con la privada, es hacer una valoración errónea y sesgada de la realidad”.


"Contribuimos como un recurso flexible a desahogar a la sanidad pública"



También la Alianza de la Sanidad Privada destaca que la sanidad supone alrededor del 40 por ciento del presupuesto de las comunidades autónomas, con un gasto conjunto de 68.400 millones de euros, que representa el 5,9 por ciento del PIB. “Las Administraciones no destinan a día de hoy recursos suficientes para atender principios hoy comprometidos: universalidad, equidad, accesibilidad, cohesión, gratuidad (es decir suficiencia financiera) son principios crecientemente complejos de acometer debido al crecimiento constante de la demanda asistencial, al incremento de los costes y al inmovilismo estructural de nuestro sistema que cada día es más ineficiente y rígido”, explica Alfonso de la Lama-Noriega.

“Estamos de acuerdo con estos partidos en que existe un problema, pero en absoluto en su diagnóstico. Nuestro sector es interesadamente mal entendido en el concepto de que nuestro crecimiento o mejora parece tener como contrapunto el empeoramiento de la sanidad pública, o de que el empeoramiento de la pública nos beneficia, y no es verdad. El SNS está pensado para trabajar de forma complementaria, no sustitutiva”, señala el secretario general de ASPE. Y añade que “nuestra principal actividad se vincula al sector asegurador y a la atención privada, hasta un 85 por ciento de los ingresos del sector, y solo trabajamos complementariamente con el público. No es nuestro objetivo principal, aunque somos necesarios y contribuimos como un recurso flexible a desahogar a la sanidad pública”.

Por último, reiteran que el modelo de colaboración público-privada ha demostrado desde sus orígenes que “supone no sólo una gestión eficiente de los recursos disponibles en materia de atención médica, sino que representa una opción altamente eficaz para hacer frente tanto ante situaciones de incremento de demandas puntuales, como de colapso sanitario, como es el caso de esta pandemia”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.