Alerta que la Iniciativa Legislativa Popular para la Recuperación del SNS "desmerece a la sanidad privada"

Rechazo de la sanidad privada a crear una empresa pública de medicamentos
Carlos Rus, presidente de ASPE.


05 oct 2021. 17.10H
SE LEE EN 3 minutos
La Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) ha avisado de que es un "ataque ideológico al modelo de colaboración sanitaria público-privada" la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para la Recuperación del Sistema Nacional de Salud (SNS) que se ha registrado en el Congreso de los Diputados, y ha indicado que teme que "se debilite aún más el SNS".

La iniciativa popular presentada en el Congreso de los Diputados por parte de un grupo de 14 profesionales que "pide derogar la Ley de Formas de Gestión, revertir los conciertos de salud y crear una empresa pública de medicamentos es una propuesta sustentada únicamente en razones ideológicas y que ignora totalmente criterios objetivos que miden, en base a las estadísticas del propio Ministerio de Sanidad, la eficacia del modelo colaborativo en materia de salud".

En el seno de ASPE "sorprende aún más que, la propuesta de este reducido grupo de sanitarios relacionados con el grupo parlamentario Unidas Podemos, actualmente en el Gobierno, pase por alto la labor sobradamente conocida de las más de 400 infraestructuras hospitalarias repartidas por toda España que han permanecido en primera línea frente a la pandemia".

En opinión de Carlos Rus, presidente de ASPE, “olvidar que la sanidad privada atendió al 30 por ciento de las hospitalizaciones e ingresos en UCI de pacientes Covid y miles de derivaciones de la pública en la peor fase de la pandemia es inadmisible”. Se trata por tanto de una iniciativa popular que “carece de un mínimo análisis objetivo de lo que aporta nuestra provisión sanitaria al conjunto del Sistema Nacional de Salud”.


Claves de la cooperación sanitaria


Atiendo a los datos oficiales, "los conciertos entre los servicios regionales de salud y los centros privados contribuyen de manera significativa, tal como quedaba previsto en la Ley General de Sanidad de 1986, a desahogar listas de espera, a campañas de atención médica puntual, concesiones administrativas de determinados complejos sanitarios o al propio sistema de mutualidades de funcionarios".

Según el propio Ministerio de Sanidad, el 11,2 por ciento del gasto sanitario público se destina a la partida presupuestaria de conciertos. Por tanto, solo algo más de 1 de cada 10 euros dedicados a sanidad pública en España se destinan a conciertos, lo que permite reducir listas de espera en hospitalización, diagnóstico por imagen, terapias respiratorias y diálisis, entre otras muchas de las áreas que comprenden la atención sanitaria integral.

De otro lado, ASPE recuerda ejemplos de reversiones de conciertos sanitarios acometidos recientemente que "han demostrado ser un error, como los casos valencianos de Torrevieja y Alzira. Solo el fin de la concesión de este último ha generado un sobrecoste de 76 millones de euros y ha triplicado las listas de espera".

Como ASPE ha expresado en reiteradas ocasiones, cualquier ataque sustentado únicamente en base ideológica contra la convivencia y la colaboración complementaria entre ambas partes del SNS, recogido en la Ley General de Sanidad, es completamente inexplicable y tiene como perjuicio último un daño a la atención sanitaria del conjunto de la sociedad.

Desde sus orígenes, el modelo de colaboración público-privada en el sistema dual de salud español "supone no solo una gestión eficiente de los recursos en materia de atención médica, sino una opción altamente eficaz para corregir situaciones de incremento de demandas puntuales, como el colapso sanitario vivido durante esta pandemia".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.