Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:10
Empresas > Privada

Realizada la primera nefrolitotomía anatrófica con Robot da Vinci en España

El Servicio de Urología de HM Sanchinarro interviene a un paciente con una litiasis coraliforme del riñón

Carlos Escalera Almendros, jefe del Servicio de Urología del Hospital Universitario HM Sanchinarro.
Realizada la primera nefrolitotomía anatrófica con Robot da Vinci en España
Redacción
Lunes, 30 de mayo de 2016, a las 14:20
El Servicio de Urología del Hospital Universitario HM Sanchinarro ha realizado por primera vez en España una nefrolitotomía anatrófica asistida por Robot da Vinci. Hasta el momento, no hay constancia de que se haya realizado esta intervención en Europa y, en Estados Unidos solo hay dos casos reportados.

El paciente presentaba una litiasis coraliforme del riñón derecho con una disminución de la funcionalidad de ese riñón al 30 por ciento. “Se trata de un tipo especial de litiasis renal que se caracteriza por su mayor complejidad en la resolución terapéutica, fundamentalmente, por el volumen de masa litiásica que puede alcanzar y las complicaciones que puede generar, como infecciones urinarias, dolor, pérdida de función renal, etc.”, explica Carlos Escalera Almendros, jefe de este servicio.

Normalmente, la nefrolitotomía anatrófica se realiza mediante abordaje abierto, aunque hay otras formas de tratar la litiasis coraliforme, como por ejemplo, con cirugía percutánea, litotricia extracorpórea con ondas de choque, la asociación de cirugía percutánea con litotricia extracorpórea, laparoscopia y laparoscopia asistida por robot.

Por su parte, Miriam Serrano Liesa, también de dicho servicio, señala que “siempre hay que considerar aspectos como tiempo, coste, seguridad y confort del paciente, así como el volumen del cálculo, morfología de la vía excretora, función del riñón y cirugías anteriores para proceder de una manera u otra”.

“En este caso se optó por un abordaje mínimamente invasivo con el Robot da Vinci por la edad del paciente, el antecedente de dos cirugías percutáneas previas fallidas en otro centro y el objetivo de conseguir una mejor tasa libre de litiasis”, afirma Escalera. De esta forma, también se obtienen mejores resultados estéticos, ya que se hacen cinco incisiones de un centímetro como máximo, frente a una gran cicatriz en la zona lumbar. Asimismo, “la precisión del abordaje robótico y la posibilidad de la utilización de imagen por fluorescencia con Firefly mediante la inyección de verde de Indocianina permite la identificación de referencias anatómicas vasculares, con la consecuente mínima pérdida de sangre”, añade Serrano. 

La intervención se llevó a cabo sin incidencias y en un tiempo de dos horas. Durante el postoperatorio no se produjeron complicaciones y a los cinco días el paciente recibió el alta hospitalaria permitiéndole recuperar antes su ritmo de vida habitual.