Esta prueba no invasiva posibilita el estudio de las estructuras anatómicas con gran calidad de imagen

Quironsalud Clideba incorpora un TAC para la enfermedad arterial coronaria
Exterior del Hospital Quironsalud Clideba.


21 jun 2022. 10.30H
SE LEE EN 5 minutos
El Hospital Quirónsalud Clideba ha incorporado a su equipamiento uno de los avances tecnológicos en tomografía computarizada que hace posible el estudio de la enfermedad arterial del corazón: el TAC coronario.

Según explican la radióloga Rocío Gil Marculeta, responsable del servicio de radiología del Hospital Quironsalud de Badajoz y los cardiólogos Moreno Sánchez y Elduayen Gragera, se trata de una técnica no invasiva que se realiza con contraste intravenoso y aporta información anatómica y funcional de las arterias coronarias, pudiendo diagnosticar patología congénita y adquirida. “La mayor indicación es la cuantificación de arterioesclerosis coronaria, que es la principal causa de oclusión de las arterias coronarias”, destacan.

El TAC es una prueba no invasiva que posibilita el estudio de las estructuras anatómicas con gran calidad de imagen. “En cardiología nos facilita un estudio completo del corazón, tanto desde el punto de vista anatómico como funcional, a la vez que nos permite valorar obstrucciones, malformaciones, estenosis o calcificaciones de las arterias coronarias, siendo esta última su principal indicación”, indican los médicos.

En palabras de Fernández de Soria y Gil Marculeta, el TAC coronario “es una prueba diagnóstica ampliamente utilizada para el estudio fundamentalmente del dolor torácico. En este sentido, nos permite valorar de una forma rápida la ausencia o la presencia y severidad de la enfermedad coronaria, incluso caracterizar las lesiones que se puedan objetivar, pudiendo en este sentido ser la única técnica diagnóstica cardiaca que nos permite correlacionar los hallazgos con el riesgo de eventos adversos isquémicos agudos”.

Por lo tanto, el TAC coronario permite evaluar las posibles lesiones que pueda tener el paciente, para darle el beneficio de la revascularización de forma temprana, o, por el contrario, descartar la enfermedad coronaria como la responsable de los síntomas que tiene. “Pero algo muy importante, y quizás de más valor, es que nos permite detectar la enfermedad coronaria no obstructiva, asintomática, que no se puede detectar con ninguna otra prueba de imagen, ni siquiera con el cateterismo convencional, es decir, nos permite diagnosticar la enfermedad subclínica, lo cual constituye una oportunidad única para instaurar medidas de estilo de vida y tratamientos preventivos con el fin de reducir eventos adversos futuros”, enfatizan.


Recomendaciones para los pacientes que se sometan a esta prueba


Los médicos promotores de esta técnica en este Hospital Quirónsalud Clideba aconsejan una serie de medidas a las personas que vayan a realizarse esta prueba, tales como vestir con prendas cómodas y sueltas para el examen, “y tenga en cuenta que tendrá que ponerse una bata para el procedimiento”.

Los objetos de metal como joyas, gafas, dentaduras postizas, y broches para el cabello pueden afectar las imágenes de TAC. “Déjelos en su casa o quíteselos antes del examen. Las mujeres tendrán que quitarse el sostén si tuviera alambres metálicos”. Deberá permanecer en ayunas desde unas horas antes de la prueba, pues será necesario el uso de contraste. Informe a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando y sobre si sufre de algún tipo de alergia.

Asimismo, se deberá informar a su médico sobre cualquier enfermedad o dolencia que haya sufrido recientemente, sobre todo si tiene antecedentes de enfermedades cardíacas, asma, diabetes, enfermedades renales o problemas de la tiroides, pues cualquiera de estas dolencias puede aumentar el riesgo de un efecto adverso.


Consejos para la prueba


Por ejemplo, el día antes y el mismo día del examen deberá evitar:

- Píldoras de dieta y bebidas con cafeína, tales como café, té, bebidas energéticas o gaseosas. Estas substancias podrían incrementar el ritmo cardíaco y limitar la capacidad del examen para evaluar la placa en las arterias coronarias.

- Viagra o cualquier medicación similar de la familia de los inhibidores de la fosfodiesterasa. No son compatibles con la medicación sublingual que recibirá durante el procedimiento para dilatar las coronarias (nitroglicerina). Dicha medicación puede generar cierto dolor de cabeza que será pasajero.

- El día de antes del procedimiento, su cardiólogo le prescribirá una medicación betabloqueadora para hacer disminuir las pulsaciones del corazón y así optimizar la calidad del examen.
Las mujeres siempre deben informar a su médico y al radiólogo si existe la posibilidad de que pudieran estar embarazadas, pues es una contraindicación para el uso de radiación ionizante.

La prueba le será prescrita por un médico especialista en cardiología, que le informará de la conveniencia de realizarla, riesgos generales y específicos, y los cuidados y medicaciones que deberá realizar para conseguir un buen resultado en la prueba.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.