Quirónsalud alerta de las "dietas milagro" para perder peso tras la Navidad

Pueden llegar a producir trastornos gastrointestinales y metabólicos

Lourdes de la Bastida.
Quirónsalud alerta de las "dietas milagro" para perder peso tras la Navidad
vie 10 enero 2020. 13.20H
Las conocidas como "dietas milagro", para lograr una pérdida de peso rápida y sin esfuerzo, pueden resultar peligrosas debido a la ingesta deficitaria de nutrientes necesarios como vitaminas del grupo B principalmente, y minerales (calcio, zinc, hierro y magnesio), pudiendo producir trastornos metabólicos, gastrointestinales, y en algunos casos caída de pelo, debilidad de la uñas y depresión, según ha indicado  Lourdes de la Bastida, nutricionista del Hospital Quirónsalud Córdoba, que ha destacado que el insomnio, la ansiedad, irritabilidad y distorsión de la imagen corporal son también efectos de estas dietas.

La nutricionista ha explicado que después de las numerosas comidas durante las fiestas navideñas vienen los remordimientos y el planteamiento de propósitos para perder peso de manera fácil y rápida. Sin embargo, los objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables y realistas. La educación nutricional, a diferencia de las dietas, proporciona mejoras notables a largo plazo, variedad alimentaria y vida saludable.

Lourdes de la Bastida ha destacado que en muchas ocasiones nos preocupamos de qué comer y qué no, intentando cambiar drásticamente la alimentación, cuando la mejor opción es pensar en mejorar los hábitos que ya tenemos para que sea más factible mantener estos cambios en el tiempo. "Con pequeños cambios se pueden lograr magníficos resultados si somos constantes, ya que para que la pérdida de peso tenga éxito a largo plazo debemos conseguir unos hábitos alimentarios y un estilo de vida saludable", ha señalado.


Reducción de las cantidades


Un buen objetivo podría ser, según la nutricionista, tomar un solo vaso de refresco al día en personas que toman un litro diariamente, de esta manera se irá valorando la evolución según se alcancen los objetivos. La prohibición de un determinado tipo de alimentos es contraproducente en el tratamiento para la pérdida de peso, "puesto que cuanto más se prohíba, más se incrementarán las ganas de consumirlo y esto puede causar más ansiedad".

La nutricionista ha resaltado que realizar un registro de los alimentos o comidas que tomamos durante la semana nos puede ayudar a darnos cuenta de todo lo que comemos y también a valorar si realmente estamos llevando una alimentación 

Estas dietas pueden provocar "insomnio, ansiedad, irritabilidad y distorsión de la imagen corporal" 


saludable, siempre consultando con un nutricionista especializado para asegurarnos, pues no todos los alimentos que parecen saludables lo son.

Organizar el menú semanal es fundamental, según De la Bastida, para realizar las compras de productos frescos y no tener que acudir a los precocinados o ultraprocesados. Lo más importante es tener en casa alimentos como frutas, verduras, sopas o cremas caseras, carnes magras (pollo o pavo), y pescados frescos o congelados pero sin elaborar.

El consumo de alimentos ricos en fibra como cereales integrales, legumbres, frutas y verduras produce mayor saciedad, contribuye a la mejora de la microbiota y resulta beneficioso para la salud. Es importante disfrutar de la comida, comer despacio, masticar bien y, si es posible, dar un paseo después, son unos sencillos consejos que ayudarán a mejorar la calidad de vida y el cuerpo agradecerá, ha recalcado la nutricionista. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.