15 nov 2018 | Actualizado: 09:15

Nueva Unidad de Neurocirugía Funcional de Nisa Pardo de Aravaca

El objetivo de este servicio es tratar el párkinson con estimulación cerebral profunda

Juan Antonio Barcia.
Nueva Unidad de Neurocirugía Funcional de Nisa Pardo de Aravaca
lun 28 noviembre 2016. 13.50H
Redacción
El Hospital Nisa Pardo de Aravaca ha presentado su nueva Unidad de Neurocirugía Funcional, un servicio que permitirá tratar la enfermedad del Parkinson y disminuir sus efectos a través de los avances más novedosos en Estimulación Cerebral Profunda (ECP).

La gran novedad de este tratamiento en esta unidad consiste en el uso de electrodos direccionales, que permiten conformar la estimulación en función de las necesidades individuales de cada paciente. Esto permite optimizar los resultados a la vez que reduce los efectos adversos asociados a esta técnica.

El equipo al cargo de este servicio pionero está liderado por Juan Antonio Barcia y Fernando Seijo, que, entre los dos, acumulan una amplia experiencia asistencial, investigadora y docente y más de 725 implantes de ECP.

A través del tratamiento de ECP, el equipo médico puede reducir notablemente los efectos de la Enfermedad del Parkinson: temblores, rigidez, dolor, torsiones musculares, etc. Los enfermos ganan en calidad de vida: mejora su día a día, su dosis de medicación se reduce y, por tanto, también algunos de los efectos secundarios asociados a ellas. Gracias al tratamiento, pueden volver a realizar sus actividades diarias de manera normal.

Además de la enfermedad de Parkinson, la Unidad de Neurocirugía Funcional podrá tratar a pacientes diagnosticados de distonía, es decir, trastornos del movimiento que producen contracciones involuntarias de los músculos, temblor esencial, así como a pacientes de dolor neuropático. Finalmente, algunas enfermedades psiquiátricas también pueden ser abordadas con este tipo de tratamientos.

La ECP es un procedimiento no lesivo y reversible que se emplea a nivel internacional desde hace más de dos décadas, en las que se ha consolidado como el tratamiento más eficaz para casos de Parkinson en estado avanzado, con un índice de fiabilidad por electrodo implantado del 95,6 por ciento.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.