13 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Empresas / Sanidad privada

Montoro estudia una inyección millonaria en Muface tras 7 años de recortes

Hacienda crea un grupo de trabajo con los sindicatos para analizar la situación de las mutualidades administrativas

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.
Montoro estudia una inyección millonaria en Muface tras 7 años de recortes
jue 30 marzo 2017. 18.50H
@cristinaalcalal
Después de siete años de reducciones presupuestarias, el Ministerio de Hacienda empieza a mover ficha para reestablecer los recortes en las prestaciones sanitarias de sus tres mutualidades administrativas (Muface, Mugeju e Isfas), lo que conllevaría un incremento millonario del presupuesto de estas entidades para los próximos años.

Así lo refleja el ‘Acuerdo para la mejora del empleo público’, suscrito entre Cristóbal Montoro y los sindicatos UGT, CCOO y CSI-F, donde se incluye la constitución de un grupo de trabajo sobre la situación de estas entidades y para garantizar la calidad de los servicios desarrollados por las mismas, entre ellas, los sanitarios. El objetivo de este grupo de trabajo, compuesto por reuniones entre Hacienda y mutualidades y Hacienda y sindicatos, no es otro que “recuperar los recortes en asistencia sanitaria de estas mutualidades”, especialmente en las farmacéuticas, tal y como pone de manifiesto a Redacción Médica Raúl Olmos, secretario de Acción Sindical de FSC-CCOO.

Aunque aún está en fase inicial, la intención de los sindicatos, mutualidades y el Gobierno es reestablecer unas partidas que han ido decreciendo desde el 2010, año en el Isfas, Muface y Mugeju empezaron a experimentar importantes bajadas presupuestarias que afectaron a las partidas de prestaciones sociales y sanitarias, las más importantes. En el caso de Muface, por ejemplo, su situación se agravó entre 2014-2015, momento en el que la mutualidad se quedó sin parte de sus cuadros médicos y servicios asistenciales en hospitales de Madrid y Barcelona.

En este sentido, CCOO denuncia además las diferencias que existen entre los funcionarios ya jubilados que eligen sanidad privada (a través de las compañías aseguradoras) o los que optan por la pública (a través de la Seguridad Social) a la hora de recibir prestaciones farmacéuticas. En el caso de los primeros, éstos pagan un 10 por ciento más de los medicamentos que reciben (solo costean el 70 por ciento de los mismos), frente al 60 por ciento que pagan los que van por la vía pública.

Pero no solo eso. Con este grupo de trabajo, los sindicatos también esperan recuperar la pirámide de edad de las mutualidades administrativas y evitar, como ocurre en la actualidad, que el número de beneficiarios es muy superior al de los mutualistas en activo. Esto se debe a que, con motivo de la crisis económica, hasta ahora no se convocaban Ofertas Públicas de Empleo (OPE) o se elevaban las tasas de reposición, impidiendo la entrada de nuevos funcionarios a la Administración.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.