Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:50
Empresas > Privada

La sanidad privada participa en la mitad de ensayos clínicos españoles

La aportación de este sector en la investigación sanitaria centra el primer Consejo Consultivo de IDIS

Foto de familia del primer Consejo Consultivo de IDIS del año.
La sanidad privada participa en la mitad de ensayos clínicos españoles
Redacción
Martes, 25 de abril de 2017, a las 16:50
La sanidad privada participa ya en cerca del 50 por ciento de los ensayos clínicos que se producen en España, especialmente en las fases más tempranas del proceso investigador de un nuevo fármaco (como pueden ser las fases I y II).

Así lo ha puesto sobre la mesa el Instituto de Desarrollo e Innovación de la Sanidad (IDIS) durante la celebración del primer Consejo Consultivo del año, donde se ha destacado la implicación de su sector (a través de 22 hospitales universitarios) en la labor investigadora del país. En este consejo, IDIS ha informado a representantes de su patronato y compañías patrocinadoras sobre los proyectos en marcha y trazar líneas de trabajo a futuro integrando las aportaciones de todos ellos como agentes activos y representativos del emprendimiento privado en el área de la salud y la sanidad.

Tras la reciente presentación de la actualización del Informe ‘Sanidad Privada. Aportando valor’, los miembros del Consejo Consultivo destacaron la actividad que desde la sanidad privada se está llevando a cabo en la formación de profesionales, por un lado, y en la investigación, por otro. Pero también ha manifestado su inquietud por el uso político que se hace de la sanidad y por las iniciativas en contra de modelos de cooperación público-privada, que “hoy por hoy son imprescindibles para el mantenimiento del sistema sanitario”, ha manifestado el IDIS.

En ese marco, aludieron a la necesaria implicación de las asociaciones de pacientes y las sociedades científicas que representan a los profesionales sanitarios para definir líneas de trabajo que ayuden al aprovechamiento de todos los recursos disponibles (públicos y privados) en beneficio de un mejor sistema sanitario global.

Apuntaron, asimismo, la conveniencia de seguir trabajando en la calidad asistencial dentro del sector como fórmula para apuntalar una actividad cuyo reconocimiento viene ya avalado por la opinión de sus usuarios y, fundamentalmente, por la preferencia de los únicos ciudadanos que tienen capacidad de elegir -pertenecientes a mutualidades públicas- que, en el 84 por ciento de los casos se decanta año tras año por el sistema sanitario de titularidad privada.