El 18 por cien de la población de la Comunidad cuenta con un seguro de Salud



12 mar 2013. 18.14H
SE LEE EN 4 minutos

Redacción. Valladolid
El sector privado tiene una importancia capital en el mantenimiento de un sistema sanitario de calidad en Castilla y León. Esa es la principal conclusión que se ha sacado de la Jornada ‘Sanidad Privada en Castilla León: Aportando Valor’, donde se ha recalcado la importancia de la colaboración público-privada a través de los conciertos, cuya reducción en los últimos dos años ha provocado que tanto el número de días como el de personas en lista de espera se haya multiplicado por dos.
 

De izquierda a derecha, Amando Ortega, presidente del Grupo Recoletas; Eduardo García Prieto, gerente de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León; Begoña Calzada, directora general Grupo Recoletas; Juan Abarca Cidón, secretario general del IDIS; y José Antonio Otero, presidente del Colegio de Médicos de Valladolid.

La presencia de la sanidad privada en la Comunidad es evidente. No hay más que mirar la cantidad de centros privados, que suponen el 48 por ciento del total asumiendo el 22 por ciento de las intervenciones quirúrgicas y el 17 por cien de las urgencias. A ese respecto, el secretario general del IDIS, Juan Abarca, ha señalado que “el sistema sanitario público de Castilla y León cuenta con la provisión sanitaria privada para garantizar la adecuada asistencia a la población”.

“Es fundamental optar por una colaboración de la sanidad pública y privada, para descongestionar las listas de espera del sistema sanitario, poder cumplir los tiempos máximos de respuesta para determinadas patologías y, por ende, para garantizar la sostenibilidad del sistema”, ha agregado Abarca haciendo referencia a la disminución de los conciertos, que ha provocado que en dos años se haya pasado de 45 a 97 los días de espera para una intervención quirúrgica y se haya multiplicado por dos la cantidad de pacientes en lista de espera hasta alcanzar loa 37.843 en el último trimestre de 2012.

En esta misma línea, la directora general del Grupo Recoletas, Begoña Calzada ha incidido en que “la complementariedad de los recursos sanitarios públicos y privados se hace  fundamental para conseguir altos niveles de calidad y excelencia en la asistencia sanitaria de la población, independientemente de quién haga la provisión de esos servicios”.

Durante la Jornada se han puesto sobre la mesa algunos datos que muestran cómo la sanidad privada es un partner indiscutible para hacer el sistema sostenible. Tal como se ha señalado, casi la mitad de los hospitales de Castilla y León son privados: en número de camas, el 25% se encuentra en el sector privado. Con respecto a la penetración del seguro sanitario privado, la Comunidad se sitúa en la media nacional con un 18% de la población asegurada (437.510 personas). 

El usuario puntúa con notable alto

Durante el encuentro se han presentaron asimismo los datos del Primer Barómetro de la Sanidad Privada en Castilla y León, que destacan el trato recibido por el personal y la calidad asistencial como los aspectos mejor valorados de la sanidad privada, cuando se pregunta a sus usuarios.

En concreto, la media global de la valoración de los encuestados en Castilla y León de los atributos a “calidad de servicio” es de un notable alto. Por ejemplo, el 89% de los encuestados da una valoración superior a 7 puntos al trato recibido por el personal sanitario en el hospital de día. “Castilla y León se encuentra bien posicionada en cuanto a la valoración de la calidad asistencial, obteniendo cifras similares a la media nacional: atención primaria especializada (7,7), urgencias (7,6) e ingreso hospitalario (8,2)”, ha explicado la directora general del Grupo Recoletas.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.