Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 14:05
Empresas > Privada

HM CIEC trata la ablación de fibrilación auricular por radiofrecuencia

El grupo usa el catéter TactiCath Sensor Enabled, comercializado por Abbot

Jesús Almendral, director de HM CIEC.
HM CIEC trata la ablación de fibrilación auricular por radiofrecuencia
Redacción
Martes, 03 de octubre de 2017, a las 16:00
El Centro Integral de Enfermedades Cardiovasculares (HM CIEC), ubicado en el Hospital Universitario HM Montepríncipe se ha convertido en el primer centro hospitalario español en utilizar el catéter de ablación TactiCath Sensor Enabled, perteneciente a la compañía Abbott. Se trata de una nueva herramienta que incorpora un sensor de fuerza de contacto, una plataforma flexible, un sensor magnético y es irrigado.

Hasta la fecha se han realizado 28 intervenciones con este catéter por lo que HM CIEC se convierte en un centro pionero en España en la incorporación de herramientas disruptivas que profundicen en la mejora sustancial en el abordaje de la fibrilación auricular y otras cardiopatías relacionadas con la ablación.

“Se puede usar en cualquier procedimiento de ablación aunque es especialmente útil en ablaciones complejas como la fibrilación auricular. De hecho, es un catéter de ablación por radiofrecuencia y por tanto funciona provocando pequeñas lesiones en zonas críticas del corazón donde se originan las arritmias cardiacas”, señala Jesús Almendral, director de HM CIEC.

La fibrilación auricular es la arritmia cardiaca más frecuente en la práctica clínica y se caracteriza por latidos auriculares descoordinados y desorganizados, que producen un ritmo cardíaco rápido e irregular.

“En un estudio reciente a gran escala se ha observado que en España el 4,4 por ciento de los mayores de 40 años presentan fibrilación auricular, enfermedad que se asocia a una mayor edad, a la obesidad central, a la enfermedad tiroidea y al tener insuficiencia cardiaca”, asegura Almendral.

Las arritmias se desarrollan cuando las señales eléctricas que regulan los ritmos cardíacos se alteran o cambian, haciendo que el corazón desarrolle un latido cardíaco anómalo. Un paciente con FA tiene mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular debido a que los latidos cardíacos rápidos pueden permitir que la sangre se estanque en el corazón, lo que puede causar formación de coágulos y viajar al cerebro. Para restaurar las señales eléctricas óptimas en el corazón, los catéteres de ablación proporcionan energía de radiofrecuencia al tejido cardíaco, creando pequeñas cicatrices o lesiones en las áreas responsables de generar arritmias

“Aún es pronto para saber su eficacia a largo plazo, pero a corto plazo está funcionando muy bien. De hecho, es esperable que este catéter, al agrupar varias características de valía para la ablación, sea más eficaz que otros catéteres del mercado”, señala.