Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 14:55
Empresas > Privada

El Hospital La Luz crea la Unidad de Neurointervencionismo

Ya se han realizado los primeros procedimientos en el centro

Los neurointervencionistas José Carlos Méndez y Aurelio Vega.
El Hospital La Luz crea la Unidad de Neurointervencionismo
Redacción
Miércoles, 30 de mayo de 2018, a las 18:30
El Hospital La Luz, perteneciente al Grupo Quirónsalud, ha inaugurado su nueva Unidad de Neurointervencionismo, que ofrece servicios diagnósticos y terapéuticos en aneurismas y malformaciones vasculares en el sistema nervioso, estenosis y oclusiones arteriales, tumores y lesiones vasculares cráneo-cervicales, además de fracturas vertebrales dolorosas y tratamiento endovascular de ictus agudo, entre otros.

La unidad está integrada por José Carlos Méndez y Aurelio Vega, neurointervencionistas colaboradores habituales del Hospital Ruber Internacional y del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo.

Complejidad terapéutica

“Hemos realizado con éxito los primeros procedimientos en el Hospital La Luz la semana pasada”, explica Méndez. “Actualmente, además, tenemos pendientes otros dos procedimientos, uno de ellos de complejidad terapéutica, ya que requiere dilatar una vena cerebral en una paciente con hipertensión intracraneal”.


"Existen perspectivas de realizar procedimientos neurointervencionistas de forma habitual"


“Debido a la demanda que estamos teniendo”, continúa el especialista, “existen perspectivas en el hospital de realizar procedimientos neurointervencionistas de forma habitual”.

Equipos de última generación

Por su parte, Aurelio Vega explica que “los equipos de última generación que utilizamos poseen capacidad para realizar reconstrucciones tridimensionales que permiten efectuar estudios detallados de la anatomía y de las diferentes lesiones que pretendemos tratar”.

Además, “los tratamientos endovasculares ofrecen menos riesgos para el paciente y tiempos de recuperación muy inferiores a una cirugía cerebral y con resultados equiparables”, concluye el médico.

El Neurointervencionismo es un tratamiento mínimamente invasivo, guiado  por imagen, de lesiones en la cabeza, cuello y la médula, así como de enfermedades vasculares.

Sin necesidad de cirugía abierta

Consiste en la realización de intervenciones vasculares sin necesidad de cirugía abierta, y se realiza con pequeños tubos (microcatéteres) que, desde la ingle, tras puncionar la arteria femoral, permiten acceder y navegar por los vasos del cuello, el cerebro y la médula, y tratar lesiones en estos, aneurismas, fístulas, malformaciones, estenosis (estrecheces) u obstrucciones.

Las intervenciones se llevan a cabo en las denominadas salas de radiología vascular digital, equipadas con aparatos radiológicos sofisticados y de alta precisión.

Los neurorradiólogos intervencionistas están especializados en cateterismos y técnicas mínimamente invasivas o percutáneas, guiadas por angiógrafos digitales, para el abordaje a través de la piel de determinados tumores superficiales en cabeza y cuello, así como estructuras como las vértebras y los discos intervertebrales.