El 99% de la energía consumida por Asisa es de fuentes renovables

Entre las iniciativas de la compañía destaca es uso de gases refrigerantes menos contaminantes

El presidente de Asisa, Francisco Ivorra.
El 99% de la energía consumida por Asisa es de fuentes renovables
mié 16 septiembre 2020. 14.50H
El 16 de septiembre se conmemora el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, una fecha que celebra el acuerdo alcanzado hace 35 años en la Convención de Viena, en la que los principales actores políticos, científicos e industriales se comprometieron a trabajar juntos y eliminar el 99 por ciento de las sustancias que dañan y reducen la capa de ozono bajo el amparo del Protocolo de Montreal.

En relación con esta iniciativa y consciente de que la salud de las personas depende en gran medida de la calidad ambiental del entorno en el que conviven, el Grupo Asisa cuenta desde hace varios años con un plan medio ambiental que minimiza al máximo las emisiones contaminantes de sus centros y, por ende, reduce las sustancias que dañan la capa de ozono. Entre las iniciativas que ha desarrollado la compañía se encuentra la inversión desarrollada en la red asistencial para sustituir gases refrigerantes contaminantes por otros que lo son menos e implantar un plan preventivo que los regula y evita posibles fugas.

- Directo: toda la actualidad sobre el coronavirus -

Durante todo este año se están llevando a cabo auditorías energéticas en todos los centros de la red asistencial de la compañía con el propósito de implantar medidas para que los edificios sean cada vez más eficientes el uso de la energía.

En este sentido, la compañía ha apostado por el desarrollo de edificios sostenibles, como el nuevo centro médico que se abrirá en Barcelona y que contará con la calificación energética A y una fachada vegetal cuyo uso en construcción que tiene un doble efecto positivo: ayudará a mantener la temperatura interna con menor necesidad de sistemas de climatización y, 

La compañía ha apostado por la reducción de los efectos de gas invernadero y por una movilidad más sostenible


por otro, compensará hasta un 20 por ciento la emisión de CO2 del edificio gracias al efecto de la fotosíntesis realizada por las plantas de la fachada.

Asimismo, Asisa ha apostado por el teletrabajo como medida para reducir la contaminación atmosférica procedente de las emisiones de los vehículos durante el desplazamiento a los centros de trabajo. Actualmente, el 72 por ciento de los empleados con puestos no asistenciales están teletrabajando y durante el estado de alarma lo hizo el 90 por ciento con unos resultados muy satisfactorios.

Además, Asisa está desarrollando una gestión responsable de la cadena de suministro, implantando buenas prácticas para su gestión eficiente y asegurando la ética y responsabilidad social en sus compras. En concreto, en 2019, la compañía ha destinado más de 16,5 millones de euros a la compra de productos locales y autóctonos, reduciendo la contaminación que produce el transporte de mercancías desde origen a destino. Además, se han introducido cláusulas medio ambientales en los contratos con proveedores relativas, entre otros criterios, al uso de productos cuyo contenido esté libre de sustancias que pueden dañar la capa de ozono.  


Movilidad sostenible


Durante 2019, Asisa ha reducido un 76 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero gracias a la apuesta por la energía verde y la movilidad sostenible. En este sentido, el 99 por ciento de la energía eléctrica consumida por la compañía procede de fuentes cien por cien renovables. Además, ha sustituido el uso de combustibles fósiles en toda su red asistencial por otros menos contaminantes, como el gas natural que supone el 82 por ciento del consumo total de combustibles; fomenta el uso de aparatos y luces de alta eficiencia y bajo consumo; ha eliminado los extintores que contuvieran halones (sustancias químicas que al liberarse pueden dañar la capa de ozono); y ha aumentado en un año un 16 por ciento la flota de vehículos eléctricos e híbridos propios. Gracias a estas y otras iniciativas, se estima que la compañía ha evitado la emisión a la atmósfera de 6.800 toneladas de CO2.

Para este 2020, ASISA se ha fijado objetivos relacionados con el consumo, como la reducción del gasto energético, un 5 por ciento menos con respecto a 2019, o la reducción del consumo de papel, un 10 por ciento menos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.