Estas videollamadas han permitido ahorrar 6.158 toneladas de CO2 al evitar desplazamientos a los centros médicos

El 21% de las videoconsultas de Sanitas fueron de usuarios de 30 a 39 años
Ine Snater, Chief Transformation and Strategy Officer de Sanitas y Bupa Europe & LatinAmerica.


04 may 2021. 13.10H
SE LEE EN 3 minutos
La digitalización en todos los sectores lleva años gestándose, en el caso del sector sanitario la situación derivada de la pandemia ha acelerado el desarrollo y uso de la salud digital. En Sanitas, el 15,5 por ciento de las consultas realizadas durante 2020 fue a través de videoconsulta, en total se realizaron más de 640.000 consultas digitales, de las cuales el 21% fueron realizadas por jóvenes de entre 30 y 39 años, seguidos por los adultos de entre 45 y 54 años (18 por ciento).

Sanitas puso en marcha la videoconsulta en 2016 dentro de su seguro digital, Blua. Desde entonces, la compañía ha seguido dando pasos en medicina digital lo que ha permitido contar con una plataforma sólida que ha dado respuesta a la demanda exponencial de videoconsultas durante el estado de alarma, durante 2020 Sanitas multiplicó por 15 su número de videoconsultas realizadas.

En este contexto, el pasado año Sanitas dio un paso más en el camino de la digitalización de la gestión de la salud con BluaU, un servicio digital a través del cual los clientes tienen acceso a una medicina más humana, certera y personalizada ya que permite que cada persona tenga un control constante de su salud y estar en contacto directo con su médico a través de la app y el uso de wearables.

La edad media de los clientes que utiliza la videoconsulta es de 39 años, aunque su uso cada vez se extiende más entre jóvenes y mayores, prueba de ello es que más del 15,5 por ciento de los mayores de 60 años hacen uso de la consulta digital, siendo los mayores de 70 años los que más la utilizan (7 por ciento). Por otro lado, los jóvenes veinteañeros también hacen uso de la misma, de hecho, más de un 11 por ciento de las videoconsultas fue realizada por estos jóvenes.

Atención personalizada y cómoda


"En Sanitas siempre ponemos al cliente en el centro de todas nuestras decisiones, es por ello, que apostamos por la digitalización de la salud desde hace años. La pandemia nos ha permitido avanzar en nuevos productos y servicios, consiguiendo que nos acerquen a nuestros clientes para cuidar de la salud de todos ellos a través de la prevención y las soluciones digitales", afirma Ine Snater, Chief Transformation and Strategy Officer de Sanitas y Bupa Europe & LatinAmerica.

Además, según indican, la videoconsulta ofrece una atención totalmente personalizada y más cómoda, ya que evita los desplazamientos al centro médico y permite ahorrar tiempo, al poder realizarse desde cualquier lugar.

Por otro lado, si algo ha mostrado el Covid-19 es la importancia de frenar el cambio climático. Sanitas considera que para cuidar de la salud de las personas también debe ocuparse de la salud del planeta. Por ello, Sanitas aprovecha las ventajas de la digitalización para reducir la huella de carbono. En el último año, la videoconsulta ha permitido ahorrar 6.158 toneladas de CO2 al evitar desplazamientos a los centros médicos, lo que repercute en ahorro de papel y otros recursos. La compañía asume la responsabilidad de cuidar por igual la salud de la sociedad y del planeta. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.