17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Crisis en MD Anderson: asume en un informe interno pérdidas de 400 millones

La multinacional especializada en cáncer augura que sus cuentas económicas se reducirán el doble que en 2016

Pedro Luis Cobiella, presidente de MD Anderson Cancer Center Madrid.
Crisis en MD Anderson: asume en un informe interno pérdidas de 400 millones
mar 15 noviembre 2016. 17.50H
Redacción
MD Anderson Cancer Center vive una profunda crisis interna. Las cuentas económicas de la compañía especializada en el tratamiento del cáncer están haciendo aguas, según un informe interno que ha filtrado el portal The Cancer Letter.

Tanto es la gravedad del asunto, que en este documento, la multinacional augura que su ‘agujero económico’ para 2017 superará los 420 millones de euros (450 millones de dólares), frente a los 248 millones de euros que habría perdido en 2016. Es decir, la caída de las cuentas de MD Anderson Cancer Center se duplica en tan solo un año, lo que evidencia un claro desmoronamiento de la compañía médica.

Pero no solo eso. Estos ‘números rojos’ afectarán directamente a la plantilla de la entidad médica, según cifra esta información. De hecho, la magnitud de la pérdida sería igual al coste de mantener entre 4.500 a 5.000 puestos de trabajo a tiempo de completo (de los 20.000 empleados con los que cuenta actualmente). Solo en España, MD Anderson Cancer Center emplea a más de 400 personas. 

Los cuatro factores que han ‘tocado y hundido’ a MD Anderson

En este informe confidencial, los jefes de Departamento y la propia Ejecutiva de la entidad achacan lo sucedido a cuatro factores. El primero de ellos tiene que ver con su sistema de gestión tecnológica llamado ‘Epic’. Este software de registro médico electrónico fue desplegado por la multinacional en marzo y, aunque no está claro cómo ha afectado su implantación a las finanzas, sus expertos alegan que ha ralentizado el progreso de los médicos para captar clientes, reduciendo el número de pacientes atendidos.

Otro de los problemas al que se enfrenta MD Anderson tiene que ver con los proveedores. Según esta documentación, la capacidad de estos agentes es limitada (solo de lunes a viernes y los fines de semana están acotados para determinados servicios), además de que muchos de ellos no tienen una ubicación adecuada.

La demanda es otro de los grandes escollos que han mermado el poder económico de la multinacional. Los tiempos de espera, especialmente relacionados con las llamadas para concertar citas, es uno de los importantes lastres de MD Anderson, lo que implica una bajada en la calidad del servicio ofertado a los pacientes.

Por último, este informe interno también alude a la cobertura del seguro de la compañía. Sobre este asunto, no se especifica si afecta a la cartera de servicios que ofrece o el precio de la misma.

En definitiva, conocer la radiografía económica de la entidad médica no es fácil, ya que es muy opaca en la publicación de sus datos. Tanto es así, que MD Anderson Cancer Center lleva sin presentar su memoria anual desde hace dos años, cuando hizo lo propio en 2014 por última vez.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.