16 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Clínica Sagrada Familia rompe de forma unilateral con HM Hospitales

El grupo estudia denunciar al centro catalán por daños y prejuicios ocasionados por incumplimiento de contrato

Josep Llabería Pascual, presidente de la Clínica Sagrada Familia, y Juan Abarca Cidón, presidente de HM Hospitales.
Clínica Sagrada Familia rompe de forma unilateral con HM Hospitales
jue 28 abril 2016. 18.00H
@cristinaalcalal
Poco ha durado el sueño catalán para HM Hospitales. La Clínica Sagrada Familia de Barcelona ha roto su acuerdo de compraventa con la entidad que preside Juan Abarca Cidón cuando la operación se encontraba prácticamente en su fase final, por lo que el grupo hospitalario podría denunciarla por incumplimiento de contrato, según indican fuentes cercanas a la operación a Redacción Médica.

HM Hospitales mantenía un periodo de exclusividad para estudiar el acuerdo económico con la clínica; un convenio que espiraba en junio, momento en el que debía decidir si la adquiría o no. Sin embargo, el Consejo de Administración del centro catalán ha decidido romper los lazos con la entidad madrileña e imponer su derecho de adquisición preferente; algo que solo puede hacer si se formalizara la intención de compra y no solo el estudio por parte de HM Hospitales.

Ante esta situación, la compañía de la familia Abarca Cidón se plantea denunciar a la Clínica Sagrada Familia por quebrantar el acuerdo que tenían suscrito desde hace meses y que le daba exclusividad para analizar la compraventa. Durante este periodo, HM Hospitales había desembolsado 3,5 millones de euros para auditar el centro catalán, de los cuales, 1,5 millones correspondían a la due diligence efectuada en sus cuentas, según indican estas mismas fuentes.

Es decir, durante este periodo de exclusividad suscrito entre ambas entidades, HM Hospitales tenía un derecho preferente para estudiar la adquisición o no del centro, y la Clínica Sagrada Familia, el deber de no ofertar sus instalaciones a otros compradores; cosa que finalmente no ha ocurrido así. El 13 por ciento de su accionariado se ha postulado a favor de otro grupo, el Laboratorio Echevarne, para que sea éste el que se haga con el control de las instalaciones, pero aún falta el visto bueno del 87 por ciento restante para completar la operación.

Era primer paso para adentrarse en Cataluña

La Clínica Sagrada Familia era la primera compra que iba a efectuar HM Hospitales en Cataluña, por un valor estimado de 52 millones de euros, que cubría tanto la adquisición del centro como también el 51 por ciento de Consultorios CSF (la propietaria del edificio de los consultorios de la clínica), mientras que el 49 por ciento restante se iba a mantener en las manos de su actual dueño.

Asimismo, también se incluía la compra del convento adyacente al centro catalán por 8 millones de euros, para su ampliación (entre 2017 y 2020) y con un presupuesto de 40 millones de euros. En este caso, Clínica Sagrada Familia ya inició la compra de la parcela por un millón de euros y HM Hospitales adquiría el compromiso de asumir el resto de la operación financiera. A pesar de que el acuerdo no ha llegado a buen puerto, HM Hospitales no va a cesar en su empeño y continuará explorando Cataluña como territorio clave de una posible expansión sanitaria.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.