26 may 2019 | Actualizado: 19:00
jue 04 abril 2019. 12.20H
La innovación biomédica va a obligar a repensar y remodelar los sistemas sanitarios. Es la idea clave que se ha transmitido en la jornada 'Hacia la excelencia  en la innovación biomédica', organizada por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) en colaboración con Farmaindustria, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) y la Asociación Española de Bioempresas (Asebio). 

"Vamos a tener que desaprender para que haya nueva Medicina, y esto cuesta mucho. Pero si no lo hacemos acabaremos como el sector del taxi", ha señalado Jordi Martí, presidente de Asebio. Martí ha incidido en la necesidad de "medir los resultados en salud para ir avanzando en este camino. Quien deja de medir deja de ser bueno. La única forma de objetivar las cosas es midiendo".

El presidente de Asebio también ha incidido en que sigue "siendo muy habitual entre los políticos capitalizar la importancia del I+D+i. La sensación es que todos dicen que la innovación es importante pero no se hace nada". Para Martí la razón principal de que esto suceda es que "estamos lejos de haber trasladado la importancia de la innovación a la población. Hasta que la población no sea consciente de esto, los políticos no van a apostar por la innovación".

Efectos de la Smart Health



"Hasta que la población no sea consciente de la importancia del I+D+i los políticos no van a apostar por ella"


El secretario general de IDIS, Adolfo Fernández-Valmayor, ha inaugurado la jornada haciendo hincapié, precisamente, en uno de los cambios que considera necesario para dar impulso al I+D+i sanitario: "Establecer planes de financiación público-privados". Fernández-Valmayor también ha destacado el papel cada vez mayor de la privada en labores de innovación : "los centros privados están aplicando nuevos avances, adquiriendo equipos tecnológicos punteros y paticipando en buena parte de los ensayos clínicos de España". 

"Hay una oportunidad en la sanidad privada que los poderes públicos deben tener en cuenta", ha manifestado en este sentido Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin. Alfonsel ha recalcado que "un país más saludable es un país más rico" y que en el camino hacia un nuevo paradigma sanitario hay que tener en cuenta dos factores fundamentales: "El paciente y la tecnología. No hay que olvidar el papel fundamental de la transformación digital, que compete a todos los actores públicos y privados".

La secretaria general de Fenin ha señalado que vamos hacia un sistema de Salud Inteligente: "La Smart Health va a cambiar el modelo establecido. La atención va a ser más rápida, personalizada, con mejores resultados en salud y mejor calidad de vida para los pacientes". Para Alfonsel, "no solo ha de contemplarse la introducción de la realidad virtual, blockchain o la inteligencia artificial en el ámbito sanitario, sino el desarrollo de un nuevo ámbito donde todas se integren". Finalmente, ha apuntado que "la tecnología no es el fin último del sistema sanitario, sino una herramienta para conseguir la excelencia".

Estrategia en innovación biomédica



"La industria farmacéutica realiza el 20% de las inversiones en investigación en España"


La jornada ha tenido lugar en el Hospital HM Sanchinarro y ha contado con la presencia del presidente de HM Hospitales, Juan Abarca Cidón, quien se ha referido a la industria farmacéutica como "la responsable del aumento de la esperanza de vida" y le ha agradecido "sus esfuerzos por innovar". Precisamente, la industria farmacéutica ha contado con la representación de Humberto Arnés, director general de Farmaindustria. 

"La investigación biomédica es el gran motor de la industria farmacéutica. Nuestro compromiso con la investigación no tiene equivalente en la sociedad. La industria farmacéutica realiza el 20 por ciento de todas las inversiones en innovación. En 2017 se invirtieron más de 1.100 millones de euros. En los últimos años hemos multiplicado por cuatro la inversión en investigación, mucho más que el aumento de ganancias en el sector", ha explicado. 

Arnés ha reconocido el rol cada vez más importante que juegan los centros sanitarios privados en I+D+i: "La investigación en los centros privados es encomiable. Participan casi en un 50 por ciento de los ensayos clínicos. Este tipo de investigación representa una oportunidad para un país como España. Generamos unos retornos muy importantes para el paciente y ahorramos recursos al sistema. Un ensayo clínico en Oncología genera 30.000 euros de ahorro". El director general de Farmaindustria ha lanzado una petición a los políticos, "una estrategia en innovación biomédica para España".


La cuarta revolución industrial



"Hay que besar muchas ranas para encontrar un príncipe en los ensayos clínicos"


La jornada ha contado con dos mesas redondas, una dedicada a 'Nuevas exigencias científicas y regulatorias en la investigación biomédica: visión de los promotores y los centros', moderada por Amelia Martín, resplonsable de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria, y otra a 'Salud Digital y cambio de paradigma desde el diseño de soluciones', moderada por Sergio Muñoz, senior advisor of Innovation and Entrepeneurship de Fenin. Cristobal Belda, subdirector de Evaluación y Fomento de la Investigación del Instituto de Salud Carlos III ha puesto de manifiesto en la primera mesa la ventaja que supone la forma de financiación de proyectos de esta entidad: "La inversión viene de varios sitios. No solo de los Presupuestos Generales del Estado. Por ello, a pesar de los recortes, no hemos suspendido ningunas de las convocatorias".

Por su parte, Emiliano Calvo, director de Investigación Clínica del HM Ciocc, ha explicado que se necesita "una auténtica revolución en las primeras fases del ensayo clínico para que sean más informativos", mientras que Enrique Granado, jefe del Servicio de Oncología y de Investigación Clínica de MD Anderson ha incidido en la dificultad de que un ensayo clínico llegue a buen puerto: "Hay que besar muchas ranas hasta encontrar al príncipe". 

En la segunda mesa se ha abordado la Salud Digital y Muñoz ha apuntado que "estamos ante la cuarta revolución industrial. Pero a diferencia de las otras esta es mucho más rápida y con algunas incertidumbres". Ha lanzado dos preguntas que reflejan la incertidumbre del momento: "¿Cómo vamos a ser capaces de generar nuevos modelos de negocio? ¿Cómo va la tecnología a ayudar a que vivamos en una sociedad más sana?".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.