La pandemia ha cronificado pero también visibilizado los problemas ya existentes en el colectivo

Podcast | Salud mental en sanidad: presión, autoestigma y suicidios


25 mar 2022. 18.20H
SE LEE EN 2 minutos
No es fácil mantener el bienestar mental intacto después de enfrentarse a una pandemia, como tampoco lo es reconocer el problema. Su concepción como elemento debilitador frena la capacidad de muchos profesionales sanitarios a la hora de pedir ayuda y poner su trastorno en manos de sus compañeros de Psiquiatría.   



Aunque sociedades científicas y sindicatos coinciden en que ya existía un problema de base en los profesionales previo a la llegada de la pandemia, las sucesivas olas de contagios y la presión asistencial han ayudado a intensificar y cronificar parte de esos trastornos tales como la depresión, la ansiedad o el insomnio. Un "trauma crónico" que precisa de una solución urgente, en palabras de Celso Arango, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría.  

Sin embargo, la salud mental continúa siendo un tema tabú, difícil de abordar, incluso en el seno de los sanitarios. Cuesta reconocer el problema y más aún recurrir a la ayuda profesional, incurriendo en un retraso en el diagnóstico y un mayor riesgo de cronificación, según advierten los expertos.

Un 7,5% de suicidios más en médicas


Las consecuencias de este tipo de trastornos mentales, traspasan el umbral del hospital y el centro de salud y son arrastradas hasta el entorno más cercano de médicos y enfermeras. Su calado y gravedad ha llevado a parte del colectivo a replantearse la profesión y barajar una posible renuncia, especialmente tras los meses más críticos de la pandemia, o en el peor de los casos a tener ideas suicidas.
  
Y es que el suicidio no es un problema ajeno al ejercicio sanitario. Al contrario. Las cifras de médicos que se quitaron la vida han aumentado en los últimos diez años, con una prevalencia mayor en la profesión con respecto a la población general.

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus, además, ha incrementado las tendencias suicidas entre los profesionales, según los datos del estudio elaborado por la psiquiatra del Hospital Universitario Santa María de Lérida, María Irigoyen, que no descarta por completo la posibilidad de un aumento de los casos. 

La solución, además de la progresiva normalización, pasa, según Psiquiatría, por la creación de planes específicos que permitan abordar los problemas de salud mental que presenta el personal del Sistema Nacional de Salud, con el aumento de ratios que exige tal objetivo. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.