14 dic 2018 | Actualizado: 21:45

Un estudio evidencia que las vacunas infantiles no causan alergias

Los investigadores monitorizaron a 466 niños desde el nacimiento hasta los cinco años

Una proporción significativa de los niños participantes no habían sido vacunados.
Un estudio evidencia que las vacunas infantiles no causan alergias
mié 07 noviembre 2018. 18.30H
Los investigadores del Instituto Karolinska, que compararon el desarrollo de alergias en niños con y sin las vacunas recomendadas, no encuentran respaldo para la afirmación de que la vacunación infantil puede aumentar el riesgo de alergia. El estudio se publica en EClinicalMedicine, una nueva revista de acceso abierto publicada por The Lancet.

"A pesar de que Suecia tiene una alta tasa de vacunación infantil, todavía hay algunos padres que no están seguros sobre el programa de vacunación por temor a que las vacunas enfermen a los niños", dice el líder del estudio Johan Alm, consultor en el Hospital de Niños Sachsska y docente en el Departamento de Ciencia Clínica y Educación del Instituto Karolinska en el Hospital General del Sur de Estocolmo. "Nuestro estudio es importante ya que no respalda la afirmación de que el aumento observado en las alergias infantiles esté relacionado con la vacunación".

Dado que la mayoría de los niños se vacunan de acuerdo con el programa nacional de vacunación, ha sido difícil estudiar si existe un vínculo entre la vacunación y las alergias infantiles. La investigación actual se ha llevado a cabo en colaboración con la Clínica Vidar en Järna, Estocolmo, que permitió el acceso a un grupo relativamente grande de niños no vacunados según la recomendación.

Investigaciones anteriores han demostrado que, por razones aún desconocidas, los niños con un estilo de vida antroposófico desarrollan menos alergias que otros. Los aspectos característicos del estilo de vida antroposófico incluyen más partos en el hogar, períodos más largos de lactancia materna, una dieta biodinámica / orgánica, mayormente vegetariana y el uso restrictivo de ciertos medicamentos. Muchos niños de esas familias también tienen un programa de vacunación más individualizado, mientras que algunos no están vacunados en absoluto.

Hijos de familias antroposóficas


En el presente estudio, los investigadores monitorearon a los niños de familias antroposóficas y los compararon con niños de familias más convencionales, que normalmente siguen el programa nacional de vacunación. También se incluyó un tercer grupo de niños de familias con un estilo de vida parcialmente antroposófico. En total, el estudio monitoreó a 466 niños desde el nacimiento hasta los cinco años, con información detallada sobre las vacunas que recibieron y los factores de riesgo de alergias.


Tomaron muestras de sangre a cuatro edades de los niños para analizar los anticuerpos de alergia hacia alimentos comunes


Asimismo, se tomaron muestras de sangre a la edad de seis meses, uno, dos y cinco años con el propósito de analizar la presencia de anticuerpos de alergia hacia alimentos comunes y alergenos en el aire.

Los investigadores observaron una correlación entre un bajo nivel de vacunación y un bajo riesgo de alergia, especialmente durante el primer año de vida, también después de haber controlado estadísticamente el estado socioeconómico y los factores de riesgo conocidos para la alergia.

Pero, cuando también controlaron las diferencias relacionadas con un estilo de vida antroposófico, esta correlación desapareció. El riesgo de alergia en 54 niños que a la edad de cinco años todavía no estaban vacunados ya no era diferente al de los niños que habían recibido las vacunas recomendadas.

"Nuestra conclusión -explica Alma- es que tiene que haber algo más sobre el estilo de vida antroposófico que causa el nivel relativamente bajo de alergias.Todavía no sabemos qué podría ser, pero lo examinaremos más de cerca".

Cuidadosamente monitoreado


Las fortalezas del estudio son que los niños fueron monitoreados cuidadosamente durante sus primeros años y que una proporción significativa no había sido vacunada de acuerdo con las regulaciones. Una debilidad es que los investigadores no estudiaron el vínculo con las alergias reales, solo con un análisis de alergia basado en muestras de sangre.

"Esta es una métrica objetiva y generalmente utilizada, pero no es tan confiable como las alergias diagnosticadas clínicamente", asegura Alm.

El estudio, que fue financiado por varias fuentes, se basó en el estudio 'Aladdin', que se lanzó en Karolinska Institutet en 2004 para estudiar los posibles factores ambientales y de estilo de vida durante el embarazo y la infancia que afectan el desarrollo de alergias y otras afecciones infantiles.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.