Sólo cinco comunidades vacunan a más del 95% de la población diana con dos dosis de la triple vírica a los 3-4 años

Primaria insta a recuperar coberturas de vacunación en niños y embarazadas
Atención Primaria lucha contra el descenso de las coberturas de vacunación.


22 abr 2022. 11.30H
SE LEE EN 4 minutos
Una de las consecuencias indirectas de la pandemia de Covid-19 ha sido la pérdida de contacto de algunas personas y familias con el sistema sanitario, con la consiguiente interrupción en las actividades de prevención y promoción de la salud, incluida la vacunación rutinaria. Con motivo de la Semana Mundial de la Inmunización, que se celebra entre el 23 y el 30 de abril, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap) insta a recuperar las coberturas de vacunación en los niños y adolescentes, así como en embarazadas, de cara a la protección de los recién nacidos.

“En los primeros momentos de la pandemia se notificó en algunas comunidades autónomas un descenso de las coberturas de vacunación. Con posterioridad, y según se retomó la actividad en los centros sanitarios, la revisión del estado de vacunación de los pacientes ha sido una de las prioridades para los pediatras de Atención Primaria”, explica Rosa Albañil, coordinadora del Grupo de Patología Infecciosa de la Aepap. “Sin embargo, dado el curso fluctuante de la pandemia con sucesivas modificaciones en la organización de la asistencia, creemos que puede haber pacientes cuya inmunización no es óptima”, afirma la especialista.

En concreto, de acuerdo con los datos del Ministerio de Sanidad sobre coberturas de vacunación en población pediátrica correspondiente a 2020 (aún no definitivos), “se observa una disminución en las coberturas de recuerdo de las vacunas de meningococo C de los 12 meses y la dTpa [difteria, tétanos y tosferina] a los seis años, y de ambas dosis de la triple vírica [sarampión, paperas y rubéola]”, explica Ángel Hernández Merino, pediatra de Atención Primaria y colaborador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

De hecho, “en la actualidad sólo cinco comunidades autónomas cumplen el objetivo de alcanzar coberturas de vacunación del 95 por ciento con dos dosis de triple vírica a los 3-4 años de edad, lo cual resulta fundamental para impedir la circulación del virus del sarampión”, explica Hernández Merino. En este sentido, recuerda que “hace muy pocos años se registró en algunos países de Europa un elevado número de casos de sarampión” vinculados a la disminución en las coberturas de vacunación.

La cobertura en meningitis, crucial en adolescentes


En cuanto a otras inmunizaciones, la Aepap considera de especial interés la cobertura de vacunas frente a la meningitis en los adolescentes. “El proceso de captación de estos pacientes, debido a un cambio en la administración de la vacuna, ampliando la cobertura frente a los serotipos A, W e Y, se interrumpió al iniciarse la pandemia de Covid-19, con el agravante de tratarse de personas, en general sanas, con escasos contactos con los servicios sanitarios. Por todo ello y según el último informe, las coberturas de inmunización frente a los meningococos en adolescentes son muy bajas en algunas comunidades autónomas”, señala Ángel Carrasco, coordinador del grupo VacunAepap. Asimismo, “hay que tener en cuenta, por las implicaciones para nuestros pacientes más pequeños, la desigual cobertura vacunal de embarazadas frente a la tosferina en distintas comunidades”, apunta Carrasco.

“No hay que olvidar que los procesos infecciosos pueden surgir en cualquier lugar del mundo y, debido a la globalización, los estilos de vida y los movimientos de las poblaciones, pueden hacer que se extiendan, tenemos ejemplos recientes, al resto del mundo”, comenta Albañil.

Tener al día el calendario vacunal, vital para migrantes y refugiados


Por otra parte, Aepap recuerda la importancia de valorar y actualizar el calendario vacunal de acuerdo con los vigentes en cada comunidad, de pacientes que contactan por primera vez con nuestro sistema sanitario. Muchos de ellos han salido de sus países en condiciones de urgencia y precariedad, por lo que no podrán aportar registros fiables y, además, la situación en sus países de origen probablemente haya dificultado la administración de las vacunas correspondientes.

“Algunos de estos pacientes, pueden ya llevar tiempo entre nosotros, pero, por la pandemia y la ralentización administrativa que ha producido, pueden no haber regularizado su acceso a la sanidad”, señala Carrasco.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.