Hasta hace poco, la Asociación Española de Pediatría rechazaba la "inmunización masiva" de este colectivo

Pediatría avala la vacuna covid en niños de 5 a 11 años por cinco motivos


25 nov 2021. 13.50H
SE LEE EN 4 minutos
La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha cedido ante la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y su aprobación de vacunar a los niños de entre 5 y 11 años. Los pediatras, que rechazaban recientemente esta "inmunización masiva", ahora la ven apropiada, siempre y cuando se cumplan los siguientes puntos:
  • Contemplar el derecho del niño a su protección individual frente a esta enfermedad que aunque en general en estas edades es leve, puede complicarse en ocasiones.
  • Conseguir y mantener espacios educativos seguros, que permitan la normalización de la escolarización y las relaciones interpersonales de los niños, con el consiguiente bienestar psicoemocional.
  • Lograr la inmunidad de grupo o de rebaño.
  • Disminuir la circulación del SARS-COV-2 y la aparición de nuevas variantes.
  • No privar, por equidad, a la población infantil del beneficio que aporta la vacunación, del que ya gozan los mayores de 12 años (aunque los objetivos en términos de salud sean diferentes).

Desde el organismo pediátrico recuerdan que se desconoce con exactitud qué porcentaje del total de las infecciones por SARS-CoV-2 en la comunidad corresponde a los niños, dado que hasta un 50 por ciento de los casos pueden ser asintomáticos. Hasta ahora, estos no han sido el grupo que más ha influido en el comportamiento comunitario del virus, toda vez que parecen infectarse y transmitir la enfermedad en menor grado que los adultos.

Frecuencia de infecciones y de transmisión en niños


Dentro de los niños, tanto la transmisibilidad de la infección como la posibilidad de infectarse son más bajas en los niños más pequeños que en los adultos y adolescentes. Sin embargo, es posible que estas diferencias se deban a las diferentes conductas en ambos grupos (actividades más domiciliarias y al aire libre en los niños más pequeños versus actividades más grupales y con mayor riesgo de exposición en los adolescentes).

De hecho, en los estudios llevados a cabo en ambientes domiciliarios, donde las condiciones son comunes para todos los miembros familiares, la frecuencia de transmisión en los niños más pequeños es similar a la de los niños mayores. En ese mismo escenario, los niños más pequeños se infectan en una proporción pareja a la de los adultos.

Esto significa que en las circunstancias actuales, en la que los niños representan una proporción sustancial de la población no vacunada, la infección pueda desplazarse hacia ellos y puedan llegar a constituirse en un eslabón fundamental para la circulación de SARS-CoV-2.

Gravedad de la enfermedad en población infantil


La gravedad de la enfermedad es mucho menor en los niños que en los adultos y la letalidad extraordinariamente baja, destacan desde la AEP. En España, la tasa de hospitalizaciones en los niños es 4-6 por mil infectados, la de ingresos en UCIP 3-4/10 000 y una letalidad extraordinariamente baja, de 2-4/100 000.

Con todo, y teniendo en cuenta que un gran número de niños ha adquirido la infección desde el inicio de la pandemia, se han producido, en nuestro país, al menos, 6000 hospitalizaciones, 300 ingresos en UCIP y 37 fallecimientos por Covid-19, la mitad de ellos en menores de 10 años 8. Esta carga de enfermedad por SARS-CoV-2 justifica, en opinión del CAV-AEP, la vacunación de todos los niños, siempre que existan vacunas con inmunogenicidad, efectividad y seguridad apropiadas.

Pediatría se manifiesta tras sus dudas sobre la vacunación


La reacción de la AEP tiene lugar después de que el organismo manifestase sus dudas sobre la vacunación de este colectivo. Esto a su vez, abrió el debate entre los expertos que se preguntaban si realmente era beneficiosa o no la cobertura vacunal de este grueso poblacional. 

Quique Bassat, coordinador del Grupo de Trabajo de la AEP, sostuvo entonces que "no tiene ningún sentido recomendar la vacunación masiva de menores de 12 años porque tienen efectos secundarios y en la ecuación riesgo-beneficio no hay un claro beneficio en su caso ante tan poquísima transmisión". En esta misma línea, declaró que "no está justificado vacunar a cuatro millones de niños" de esta franja de edad, aunque "si se debería vacunar a todos aquellos en situaciones de riesgo, como por ejemplo con enfermedades crónicas, pero no de forma generalizada a todos los menores".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.