22 de octubre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:00
Especialidades > Pediatría

Leer en voz alta facilita el desarrollo psíquico de los niños

Los pediatras españoles aseguran que contribuye al éxito escolar, la concentración y la resolución de problemas

Concepción Sánchez Pina, presidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap).
Leer en voz alta facilita el desarrollo psíquico de los niños
Redacción
Lunes, 03 de julio de 2017, a las 16:50
Los pediatras aseguran que leer en voz alta facilita el desarrollo psíquico del niño y sirve para estimular su mente, crear lazos afectivos o fortalecer su imaginación. La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap), con motivo del comienzo de las vacaciones escolares y ante el creciente uso del ordenador, la televisión, las tablets y los móviles, en detrimento de la lectura.

"El verano es un excelente momento para disfrutar de la lectura", según destacan los especialistas, por ello, sin descuidar las actividades al aire libre típicas de estas fechas, recomiendan dedicar más ratos libres a leer libros o cuentos que delante de una pantalla. Además, hacerlo en voz alta es una actividad que tiene múltiples beneficios.

Según señala la presidenta de la Aepap, Concepción Sánchez Pina, este hábito facilita el desarrollo psíquico del niño, sirve para estimular su mente, crear lazos afectivos o fortalecer su imaginación. Esta permite dar vida y significado a un texto escrito a través de la entonación, la pronunciación, la fluidez, el ritmo o el volumen de la voz, "consiguiendo de esta forma que la persona que escucha pueda soñar, imaginar o exteriorizar sus emociones y sentimientos", indica.

Además, contribuye a que "tengan una actitud positiva hacia los libros y aprendan nuevas palabras, mejorando su dominio del lenguaje y despertando su curiosidad por el mundo que les rodea"; los especialistas apuntan también al desarrollo emocional, ya que con la lectura se puede dialogar acerca de los valores, ideas o inquietudes del tema tratado, "pudiendo así hablar de temas como el desamor, la pobreza o la muerte sin tener que esperar al fallecimiento de un ser querido, por ejemplo", añade Sánchez Pina.

Por otro lado, la lectura compartida favorece y genera un fuerte vínculo afectivo entre padres e hijos, que se basa en el placer de acompañarlos mientras ellos hacen sus propios descubrimientos. "Hay investigaciones que confirman que el interés temprano por los libros está estrechamente ligado con el apego emocional que hay entre padres e hijos", apunta Narcisa Palomino Urda, pediatra del Centro de Salud Las Flores de Granada y vicepresidenta de la Aepap.

La experta manifiesta que leer en voz alta contribuye al aprendizaje. "Cuando los padres leen un cuento en voz alta contribuyen al éxito escolar de sus hijos, ayudándoles a ser más capaces de concentrarse y de resolver problemas aplicando la lógica. También a expresarse con más facilidad y claridad", explica la doctora Palomino Urda.

Asimismo, continúa, una actitud positiva permite sentirse capaces de aprender y creer que se puede lograr un objetivo concreto. "Si el niño ha sido felicitado por su comprensión lectora, probablemente querrá seguir leyendo, mientras que el fracaso tiende a desarrollar sentimientos de incapacidad. Por ello, es importante que las lecturas estén al alcance de los más pequeños para evitar que surjan sentimientos negativos", aclara.