Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:55
Especialidades > Pediatría

Las hospitalizaciones pediátricas por opioides se duplican en EEUU

El mayor incremento se produjo en los niños pequeños

Las intoxicaciones por metadona fueron las que más crecieron.
Las hospitalizaciones pediátricas por opioides se duplican en EEUU
Marcos Domínguez
Viernes, 25 de noviembre de 2016, a las 09:20
Un estudio publicado en la revista JAMA Pediatrics revela el impacto que el mal consumo de opioides provoca en la sanidad pública y, sobre todo, en la de los más jóvenes: entre 1997 y 2012 las hospitalizaciones de niños y adolescentes entre 1 y 19 años estuvieron cerca de duplicarse.

El estudio analizó retrospectivamente 13.052 registros hospitalarios y mostró que la incidencia anual de intoxicación por opioides creció de 1,40 por cada 100.000 niños a 3,71, es decir, se produjo un incremento del 165 por ciento.

Las tasas de hospitalización fueron más altas en tardo-adolescentes, pero el mayor incremento corresponde a los niños más pequeños: nada menos que un 205 por ciento, pasando de una incidencia de 0,86 a 2,62 por cada 100.000 niños.
Entre los adolescentes de 15 a 19 años, la incidencia creció un 176 por ciento, pasando de 3,69 a 10,17 casos por cada 100.000 niños. Las intoxicaciones por metadona fueron las que más crecieron, un 950 por ciento.

Concha Pérez Hernández, jefa de Servicio de la Unidad de Dolor de La Princesa y miembro del Grupo de Trabajo de Opioides de la Sociedad Española del Dolor, explica  a Redacción Médica que en Estados Unidos “se ha dejado una prescripción sin control de dosis e incentivada, y eso aquí no existe”, por lo que la situación es muy diferente en España.

España, líder de consumo en Europa

No hay datos de hospitalizaciones de niños y adolescentes en nuestro país, pero se sabe que “un 35-40 por ciento de los pacientes abandonan el tratamiento con opioides por efectos secundarios en las publicaciones” que, no obstante, “suelen ser leves o moderados”.

En España, los opioides son vendidos bajo prescripción facultativa. No obstante, nuestro país lidera el consumo no apropiado de esta sustancia según una encuesta realizada a 22.000 personas de entre 12 y 49 años en cinco países europeos.

Entre los medicamentos que más problemas están dado se encuentra el tramadol y la codeína, pero también sedantes como alprazolam, lorazepam, diazepam y bromazepam. El 18,3 por ciento de los españoles habría consumido opioides fuera de prescripción médica en algún momento de su vida; algo más del 6 por ciento, hace menos de un año.