23 de junio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30
Especialidades > Pediatría

La lactancia materna puede evitar 20.000 muertes anuales por cáncer de mama

Según un informe de Unicef, el 21% de los bebés nacidos en países desarrollados no ha sido amamantado nunca

En España la tasa de lactancia es del 77%.
La lactancia materna puede evitar 20.000 muertes anuales por cáncer de mama
Redacción
Jueves, 10 de mayo de 2018, a las 17:25
Un informe realizado por Unicef ha puesto de manifiesto los beneficios que la leche materna tiene para los bebés, pero también para las madres, recalcando que las mejores tasas de lactancia podrían llegar a prevenir 20.000 muertes por cáncer de mama al año.

El informe 'El regalo de una madre para cada niño' también ha expuesto que uno de cada cinco bebés (21 por ciento) no recibe leche materna en los países ricos. Por el contrario, solo el 4 por ciento de los bebés no es amamantado por su madre en las regiones de ingresos medios y bajos. 

"La lactancia materna es el mejor regalo que una madre, tenga pocos o muchos recursos, puede dar tanto a su bebé como a sí misma. Por ello debemos ofrecer a las madres del mundo el apoyo que necesitan para amamantar", ha dicho la directora ejecutiva adjunta de Unicef, Shahida Azfar.

En este sentido, el informe recoge que la lactancia protege contra el puerperio hemorragia, depresión posparto, cáncer de ovario y de mama, enfermedad cardiaca y diabetes tipo 2. "Se estima que la mejora de las tasas de lactancia podría prevenir otras 20.000 muertes maternas por cáncer de mama", dispone. 

Diferencias entre distintos países

Según este análisis, es mucho más probable que los bebés reciban leche materna al menos una vez en países de ingresos medios y bajos como Bután (99 por ciento), Madagascar (99 por ciento) y Perú (99 por ciento), que en países como Irlanda (55 por ciento) o Estados Unidos (74 por ciento). En el caso de España  es del 77 por ciento. Además, más de un tercio de los 2,6 millones de bebés que no han sido amamantados nunca en los países de altos ingresos.


Hay más de 100 hospitales españoles trabajando para conseguir la acreditación IHAN


Por eso, Unicef y la Organización Mundial de la Salud (OMS) están promoviendo la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento a través de la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN, por sus siglas en inglés). Una iniciativa que en España está animando a los hospitales, servicios de salud y, especialmente, a las salas de maternidad a adoptar prácticas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna. De hecho, actualmente hay más de 100 hospitales españoles trabajando para conseguir la acreditación IHAN.

Según datos de las Encuestas Nacionales de Salud, la tasa de lactancia materna en España a las seis semanas de vida del bebé está en el 72 por ciento. "Sabemos que las madres que tienen más recursos en los países pobres tienen menos posibilidades de amamantar a sus hijos, pero de alguna manera, paradójicamente, estamos viendo indicios de que en los países ricos son las madres con menos recursos, quienes tienen menos probabilidades de hacerlo", ha comentado Azfar.

En este sentido, la experta ha informado de que estas brechas en la lactancia materna en todos los niveles de ingresos revelan de manera "fehaciente" que los países, independientemente de su nivel de riqueza, no están informando y habilitando a todas las madres para que amamanten a su bebé.


Medidas para favorecer la lactancia

Por todo ello, y en el marco de la campaña mundial 'Cada vida cuenta', Unicef ha instado a los gobiernos, sector privado y sociedad civil a aumentar la financiación y la concienciación para incrementar las tasas de lactancia materna desde el nacimiento hasta los 2 años; y establecer medidas jurídicas firmes para regular la comercialización de la leche de fórmula y otros sustitutos de la leche materna, así como de biberones y tetinas.


Unicef ha solicitado establecer políticas de lactancia en el lugar de trabajo


También ha solicitado aprobar permisos familiares remunerados y establecer políticas de lactancia en el lugar de trabajo que incluyan permisos de lactancia remunerados; e implementar en las maternidades los diez pasos para una lactancia materna eficaz, y proporcionar leche materna a los recién nacidos enfermos.

Finalmente, Unicef ha pedido garantizar que las madres reciban asesoramiento especializado sobre lactancia en los centros de salud y durante la primera semana después del parto; fortalecer los vínculos entre los centros de salud y las comunidades y así garantizar el apoyo continuado a las madres para la lactancia materna; y mejorar los sistemas de control para supervisar las mejoras en las políticas, los programas y las prácticas de lactancia materna.