En respuesta a Navarra Suma, que habla de “fracaso” y de elusión de responsabilidades en la gestión

Santos Induráin reconoce "problemas objetivos" en las listas de espera
La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin.


20 may 2022. 15.30H
SE LEE EN 8 minutos
La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha afirmado que, "como sucede con la pandemia y Primaria, es evidente que hay problemas objetivos, déficit y enormes retos pendientes" en las listas de espera, pero ha asegurado que "son temas que no se pueden abordar desde la dinámica coyuntural y partidista de una continua guerra de cifras y grandes titulares".
 
Por su parte, Navarra Suma ha afirmado que la gestión del Gobierno foral en listas de espera es "un auténtico fracaso" y ha señalado que hay 18.612 ciudadanos más esperando para la primera consulta que al inicio de la legislatura.
 
En respuesta a una interpelación de Navarra Suma en el Pleno de Control, Santos Induráin ha afirmado que "hay que hablar de una situación ambivalente con al menos dos caras" en las listas de espera y ha afirmado que "siendo muy simplificadores, la realidad es que Navarra presenta una aceptable evolución y situación comparativa en cuanto a las listas de espera quirúrgicas y un panorama más preocupante en cuanto a las listas y tiempos de espera en primeras consultas".
 
"Son las dos caras de la misma moneda", ha afirmado, para señalar que todo ello ha tenido "un fenómeno determinante como ha sido la pandemia y en un contexto de envejecimiento de la población e incremento de la demanda que tampoco se puede obviar, así como el déficit de profesionales en distintas especialidades, algunas de ellas con una importante concentración de personas en espera".

¿Cuántas personas hay en lista de espera?

 
La consejera ha explicado que desde el 31 de diciembre del 2021 hasta el 31 de marzo de 2022 el número de personas en espera de primera consulta ha ido descendiendo una media de 1.000 al mes. "Sin embargo, es cierto que el mes de abril, por el efecto de la Semana Santa, aumentaron en 1.413 las personas en lista de espera".
 
En todo caso, la consejera ha afirmado que "en estos momentos las personas en espera son 2.324 menos que el 31 de diciembre (casi un 4 por ciento menos) y los datos del arranque de mayo -hay que esperar a la segunda quincena- apuntan a que se retoma la tendencia a la baja con un ritmo bastante similar al resto de meses. El porcentaje de personas en espera con cita ha mejorado también desde diciembre, pasando de un 23 por ciento al 35 por ciento en abril. La espera media de los que están esperando (110 días en diciembre) a finales de abril es de 92 días mientras que la 'demora prospectiva media' ha bajado de 76 a 72 días", ha valorado.

Induráin ha asegurado que "actualmente tenemos toda la maquinaria de Osasunbidea a pleno rendimiento en actividad ordinaria y extraordinaria. De hecho, en este arranque de año no solo se ha recuperado, sino que se ha superado el volumen prepandémico de actividad en consultas y el acumulado de enero a abril es de 107.187 frente a 97.606 en 2019 y 105.702 en 2018 en los mismos cuatro meses".
 
La consejera ha destacado que "estamos en una fase de rentabilizar al máximo los recursos públicos propios para ir bajando paciente a paciente, consulta a consulta, intervención a intervención, estas listas".
 
En ese sentido, ha explicado que se está trabajando en el desarrollo informático en Andia Gestor de Peticiones y Resultado del volante de solicitud de consultas externas que recoja "todas las características de cada derivación que faciliten la correcta priorización y sobre todo la conduzca al circuito más adecuado". Este trabajo conlleva definir para cada servicio de especialidad los motivos de derivación más frecuentes y los circuitos más ágiles para cada uno de ellos.
 
Este mismo volante definido para las revisiones permite que se cumplimente a la vez la solicitud de las pruebas habituales y de la revisión en el tiempo definido, Asegurando que la cita a revisión, en la modalidad definida por el servicio, se dé tras la realización de la prueba, así como la citación sucesiva a la realización de las mismas en la modalidad definida por el servicio.
 
"El hecho de contar con el volante de derivación en el gestor de peticiones y resultados de Andia es un elemento clave para la correcta priorización y para conocer y mejorar los circuitos de los pacientes una vez que son derivados a un especialista. Esto es algo concreto ligado a lo que es más la gestión interna, pero que los y las pacientes empezarán a notar pronto en una esperable agilización de los procesos", ha destacado.

Cristina Ibarrola (Navarra Suma) ha afirmado que la gestión de listas de espera por parte del Gobierno foral es "un auténtico fracaso" y ha explicado que con fecha 30 de abril "hay casi 57.000 personas esperando una primera consulta en Navarra". En concreto, según ha dicho, son 1.413 personas más que hace un mes, 8.788 más que hace un año y 18.612 más que al inicio de la legislatura.
 
Además, Ibarrola ha afirmado que la espera media es de 72 días, un 56 por ciento más que al inicio de la legislatura. "Están gobernando con los mayores presupuestos de la historia y han alcanzado los peores tiempos de espera media de la historia en consulta, en revisiones y en cirugía", ha corroborado.
 
Ibarrola ha criticado que la consejera de Salud "rápidamente elude responsabilidades, la culpa seguro que es de la pandemia. Claro que la pandemia complica la gestión e impacta en las listas de espera, pero la comparativa con otras Comunidades, la mayoría con menor presupuesto y que han sufrido también la pandemia, deja en evidencia su nula capacidad de gestión. Navarra es la tercera Comunidad con peor tiempo de espera en primera consulta", ha dicho.

¿Qué opinan el resto de partidos?

 
Patricia Fanlo (PSN) ha reconocido que "la lista de espera media para consulta se ha duplicado con respecto a las cifras anteriores de la pandemia" y ha afirmado que "el estrés que la pandemia ha causado al sistema sanitario navarro es incuestionable". No obstante, ha asegurado que "las listas de espera se han ido corrigiendo conforme se ha ido recuperando la actividad sanitaria".
 
Ana Ansa (Geroa Bai) ha afirmado que los datos de lista de espera "no son buenos, y no porque en la comparativa nacional salgamos mal, eso va por barrios, en unos estamos bien, en otros estamos mal y en otros, intermedios. Tenemos que ir más allá de argucias contables que se pueden hacer jugando con los tiempos y las categorías. Es evidente que tenemos un problema en las listas de espera y no es un problema nuevo", ha dicho, para plantear medidas relativas a presupuestos y a la sostenibilidad del modelo, y "cambios reales en los paradigmas de organización ineficientes".
 
Txomin González (EH Bildu) ha asegurado que "una forma de dar solución" a este problema es "dar estabilidad a la plantilla" y ha llamado la atención sobre la reducción de profesionales especialistas. "En 2011 teníamos 1.900 especialistas, en 2014 bajó a 1.857, en 2018 se recuperó a 1.947 y en 2019 bajó a 1.716", ha mencionado.

Mikel Buil (Podemos-Ahal Dugu) ha afirmado que las listas de espera son "un problema crónico de nuestro sistema de salud" y ha señalado que "cuando comenzó la legislatura teníamos un diagnóstico claro de las cuestiones que había que modificar y eso no ha sido posible porque hemos tenido que estar trabajando en la mitigación del a pandemia. La tendencia no es mala pero es muy lenta en cuanto a la reducción de listas de espera".


Por último, Marisa de Simón (Izquierda-Ezkerra) ha asegurado que "nadie deja de considerar que hay una tarea pendiente para abordar unas listas de espera que son inasumibles", pero ha recordado que ha habido dos años de pandemia. "En este contexto podía haber ido mucho peor", ha dicho, para señalar que hay "cuestiones absolutamente fundamentales como la estabilización del empleo".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.