Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:30
Política Sanitaria > Parlamentarios

PP y PSOE tumban que rechazar derivaciones no influya en la lista de espera

Rechazada una Proposición No de Ley de Unidos Podemos para que el rechazo a la privada no excluya de las listas

Marta Sibina, portavoz de Sanidad de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.
PP y PSOE tumban que rechazar derivaciones no influya en la lista de espera
Carlos Corominas
Jueves, 23 de febrero de 2017, a las 19:30
La Comisión de Sanidad ha debatido este jueves una Proposición No de Ley de Unidos Podemos en la que se instaba al Gobierno a evitar que “los pacientes que rechacen su derivación a centros sanitarios privados” queden excluidos de las listas de espera. El PP y el PSOE se han posicionado en contra de esta proposición que ha salido rechaza con 24 votos en contra, 11 a favor y 3 abstenciones.
 
En la defensa de la iniciativa, Marta Sibina, portavoz de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, ha afirmado que el incremento de las listas de espera es un ejemplo de que "en tiempos de crisis, el sistema sanitario pone barreras a las personas con pocos recursos y abre la puerta hacia la sanidad privada a las personas con recursos". Ha afirmado que la respuesta al incremento de las listas ha sido "aumentar las derivaciones".
 
En este sentido, Sibina señala que se "utiliza a la privada como una parte estructural, constante y creciente del arsenal organizativo de la sanidad pública y no como un mero proveedor en un incremento puntual". Por eso ha criticado que este tipo de derivaciones oculta los problemas de la pública y sirven como excusa para "no acometer las reformas necesarias". La diputada ha resumido así su petición: "Queremos que si las personas eligen ser atendidas en su centro sanitario no puedan ser eliminadas de la lista de espera".
 
Que cumpla el ministerio
 
El PSOE ha justificado su posición en que "hay muchos centros no necesariamente públicos que forman parte del Sistema Nacional de Salud", según ha explicado su portavoz Jesús María Fernández, que ha añadido: "No vemos por qué no se debe utilizar la capacidad de estos centros". En este sentido, ha señalado que van a "asegurar que el ministerio cumpla las medidas para reducir las listas de espera".
 
Una posición similar ha mantenido Ciudadanos que, en palabras de su diputado Fernando Navarro, ha señalado que "podría darse la paradoja de que el paciente rechace irse a otro centro público". Sí que ha señalado compartir que no sea tratado por un servicio diferente que le había tratado antes o "que se tenga que desplazar muy lejos".