El consejero asturiano de Salud asegura que se ha constatado una mejoría en la evolución de la pandemia

Pablo Fernández pide seguir utilizando la mascarilla en procesos catarrales
Pablo Fernández Muñiz, consejero de Sanidad.


20 sep 2021. 12.10H
SE LEE EN 5 minutos
El consejero asturiano de Salud, Pablo Fernández Muñiz, ha apelado este lunes a la "prudencia" para evitar repuntes de la pandemia, aunque ha constatado una mejoría en la evolución de la misma. "Ha costado mucho llegar hasta aquí, es importante seguir dando pasos seguros que eviten tener que retroceder", ha dicho.

El consejero ha comparecido en comisión para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno de 3 y 10 de septiembre de medidas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19. Esos acuerdos flexibilizaron las medidas restrictivas, permitiendo la ampliación de aforos en las competiciones deportivas, el consumo en barras en establecimientos hosteleros, o ampliar el horario de apertura de los locales hasta lo estipulado por su licencia.

Todo esto, ha explicado, ha sido posible gracias al "trabajo en equipo" de administraciones y ciudadanos. El titular de Salud ha apuntado que es necesario seguir siendo "cautos" y monitorizar la situación "continuamente" a pesar del buen ritmo de vacunación, especialmente en septiembre, después de la alta movilidad que se registró en verano en Asturias y con el inicio del curso escolar.

La vuelta a las aulas este año, ha agregado, está siendo diferente en esta ocasión, con una cobertura vacunal "muy importante" entre los mayores de 12 años. En las edades previas, "se está haciendo la gestión de los casos que van apareciendo".

Fernández aboga por continuar usando la mascarilla tras la pandemia


En esta nueva etapa que se abre, el consejero ha recordado que, si bien se pueden flexibilizar las medidas, no se puede olvidar la higiene de manos, el mantenimiento de la distancia de seguridad y el uso de mascarilla. Respecto a este último aspecto, y después de haber sido preguntado en comisión sobre cuándo dejarán de ser obligatorias, Fernández Muñiz ha recordado que su uso está regulado por una normativa estatal y será en ese ámbito donde deberán desarrollarse las modificaciones.

El titular de Salud ha señalado en este sentido que habrá medidas "que tengan que permanecer", acompañadas de un "buen sistema de vigilancia epidemiológica", sin perder de vista la monitorización de los indicadores, la detección de casos, y el estudio de la trazabilidad de los mismos. Es por ello que, a pesar de la disminución de casos, continúa activo el sistema de rastreo, que se va adecuando a las necesidades de cada momento.

Una vez que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declare el fin de la pandemia, para el consejero asturiano sería "importante" que el uso de la mascarilla calase en la sociedad para que se mantenga su utilización en caso de procesos infecciosos catarrales o de otro tipo. En otros países, ha agregado Fernández Muñiz, esto ya forma parte de la cultura.

La oposición reclama soluciones para la Atención Primaria


Tras el turno de preguntas en la comisión, los distintos grupos parlamentarios han coincidido en reclamar soluciones para la situación de la Atención Primaria, que adolece de problemas de accesibilidad.

El portavoz de Foro, Adrián Pumares, ha pedido "diálogo" con los profesionales sanitarios para dar con las soluciones a las situaciones puntuales y habituales de colapso que puedan ir surgiendo.

En la misma línea, el diputado de IU Ovidio Zapico ha señalado que, sin perder de vista los "últimos coletazos" de la pandemia, hay que "centrar todos los esfuerzos en retomar el pulso" a la Atención Primaria y recuperar la eficiencia del sistema sanitario público, ahora "debilitado".

El portavoz de Podemos, Daniel Ripa, ha mostrado su preocupación por la prevención de futuros repuntes y ha remarcado la importancia de que lleguen vacunas a todo el mundo. En cuanto a la situación de la Atención Primaria, ha señalado que la pandemia ha puesto de manifiesto problemas "estructurales" de la sanidad, como la Atención Primaria y la psicológica.

Desde Ciudadanos, el diputado Armando Fernández Bartolomé también ha puesto el foco en la salud mental y los problemas de ansiedad derivados de la crisis sanitaria. Ha mostrado la disposición de su grupo a colaborar "en todo lo necesario" desde la "crítica leal".

Por su parte, la parlamentaria del PP Beatriz Polledo ha señalado que, si bien la pandemia ha sido "un tsunami" para el sistema sanitario, esa emergencia "no debe ser excusa ni mantra para todo". Es esencial, a su juicio "recuperar la normalidad" en los centros de salud y acabar con el "atasco" existentede manera que contactar con el centro de salud "no sea casi una misión imposible".

Finalmente, la diputada del PSOE Carmen Eva Pérez ha señalado que, "ocurra lo que ocurra", la Consejería de Salud deberá seguir liderando la "adopción de respuestas contundentes y rápidas" que, a su juicio, "han sido la base del éxito" en la gestión. "Se primó siempre lo que había que hacer para proteger la salud respecto a otras cuestiones que pudieran proteger el rédito de otro tipo", ha subrayado.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.