Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Política Sanitaria > Parlamentarios

El PSOE propone crear bajas remuneradas por donación de órganos

Presenta una iniciativa en el Congreso para reclamar la compensación monetaria

Jesús María Fernández, portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso.
El PSOE propone crear bajas remuneradas por donación de órganos
Redacción
Martes, 28 de marzo de 2017, a las 14:20
El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado una Proposición No de Ley en el Congreso reclamando protección sociolaboral para los donantes vivos de órganos con la que pretende que "la extracción de un órgano para donación entre vivos sea causa específica de incapacidad temporal para el trabajo, con el consiguiente disfrute de una prestación monetaria de la Seguridad Social, durante la extracción del órgano y la posterior recuperación del donante".

También piden garantizar que el cambio en las circunstancias de salud que puede sufrir una persona debido a su condición de donante en vida no conlleve penalizaciones en la contratación o renovación de seguros o préstamos.

Esta reclamación llega pocos días después de que se abriera una petición en Change.org en la que se solicita a Empleo y Sanidad que se paguen estas bajas. Todo ello a raíz del caso de un padre que donó parte de su hígado cogiendo días propios y de vacaciones y que después fue despedido.

Los socialistas defienden que "además de la atención sanitaria, hay que tener en cuenta las consecuencias para la vida laboral o los perjuicios patrimoniales que puede sufrir el donante, al no haber una legislación específica que proteja al donante vivo".

Alteración de la salud

Por otro lado, la incapacidad temporal, según la Ley General de Seguridad Social, requiere la alteración de la salud derivada de enfermedad o accidente. "De acuerdo con una interpretación restrictiva, podría entenderse que el donante, al no estar enfermo previamente ni haber sufrido accidente, no reúne tal requisito, con lo que no podría disfrutar de la baja laboral ni la prestación correspondiente", afirman los socialistas.

En lo referente a las consecuencias patrimoniales, "el donante en vida frecuentemente sufre el aumento de las primas a la hora de contratar o renovar seguros de asistencia sanitaria, seguros de vida, préstamos bancarios, etc…"

Todo ello "tiene como resultado evidente una clara repercusión negativa en la calidad de vida futura de los donantes en vida y sus entornos familiares y, consecuentemente, también una falta de estímulo a la donación altruista entre vivos, tan necesaria hoy en España", señala la iniciativa socialista.

En la justificación de motivos, el PSOE defiende que actualmente son frecuentes los trasplantes de riñones y de partes de hígado y apunta a que "en el futuro es previsible que se pueda extender el trasplante entre vivos a otros órganos" como el caso del útero. Añade que "los resultados del trasplante entre vivos son siempre mejores que los procedentes de fallecidos".