Los servicios de larga estancia y hospitalización de día pasan a depender del Servei Català de la Salut

El Parlament valida que solo Salut gestione la atención sociosanitaria
Parlament de Catalunya.


01 dic 2021. 17.55H
SE LEE EN 3 minutos
El Parlament de Catalunya valida el decreto ley para que Salut gestione íntegramente la atención sociosanitaria. Los servicios de larga estancia y de hospitalización de día, que hasta ahora dependían del Departament de Drets Socials, pasarán a ser gestionados por el Servei Català de la Salut (CatSalut).

El objetivo es agilizar el servicio a los usuarios y evitar que hagan copagos, ya que hasta ahora la larga estancia y el hospital de día estaban vinculados con los servicios sociales. "Se trata de un paso adelante", ha destacado este miércoles el conseller de Salut, Josep Maria Argimon, en la presentación del decreto ley en el Parlament.

"Se reducen las cargas a unos pacientes y familiares que, atendiendo al tipo de recurso del que estamos hablando, viven situaciones graves y difíciles", ha añadido Argimon. El conseller de Salut también ha explicado que en los presupuestos de 2022 ya se había consignado una partida para la financiación de la parte que hasta ahora correspondía al módulo social de estos servicios.

¿Qué comprende la atención sociosanitaria?


La propuesta para llevar a debate al Parlament esta decreto ley se aprobó en el Consell de Govern del 2 de noviembre, siendo su finalidad la de "evitar los problemas de una gestión conjunta, que pueden poner en peligro la respuesta rápida y eficiente" de estos servicios.

La atención sociosanitaria comprende el conjunto de curas destinadas a aquellas personas enfermas, generalmente con carácter crónico, y personas con discapacidad que, por sus características especiales, pueden beneficiarse de la actuación simultánea de los servicios sanitarios y sociales para potenciar su autonomía, paliar sus limitaciones o sufrimientos y facilitar su reinserción social.

También incluye a las personas con demencia, la atención a las personas con enfermedad neurológica que puede desarrollar una discapacidad, la atención a la gente mayor y la atención a las personas con una enfermedad avanzada terminal y las curas paliativas.

Hasta ahora, la larga estancia y la hospitalización de día eran los servicios sociosanitarios que continuaban requiriendo el copago por parte del usuario, concretamente el copago del módulo social. "Hacia falta adaptar esta situación a la realidad actual, ya que tanto el sistema sanitario como el social han evolucionado mucho estos años", ha indicado el conseller.

"En estos momentos, el objetivo del Govern es la atención integrada social y sanitaria para dar respuesta al conjunto de necesidades que tienen las personas en situación de cronicidad, vulnerabilidad o dependencia", ha manifestado en el Parlament. "Además, con la pandemia se ha puesto de relieve el papel caudal del ámbito sociosanitario en la atención en las personas frágiles, multimórbidas y mayores de 70 años", ha sostenido Argimon.

La existencia del módulo social y del módulo sanitario hacia que en un mismo servicio requiriese la gestión administrativa de dos departamentos. Se duplicaban procesos administrativos a nivel de elaboración de tarifas, de circuitos de facturación y pago. Eso afectaba al CatSalut, al Departament de Drets Socials y todas las entidades proveedoras.

Por ello, el nuevo decreto 25/2021, aprobado el 2 de noviembre por el Govern y refrendado este miércoles en el Parlament, establece la eliminación del módulo social y la integración de su importe a la financiación de la tarifa de los servicios sociosanitarios que hace CatSalut para garantizar el correcto funcionamiento de estos servicios.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.