15 de diciembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Sociosanitario > Pacientes

FEDE pide la financiación pública de la última tecnología 'antidiabética'

El sistema flash de monitorización de glucosa reduce el número de pinchazos diarios de los diabéticos

Andoni Lorenzo, presidente de FEDE, y Aureliano Ruíz Salmón, vicepresidente 1º, antes de la reunión con la Cartera Básica de Servicios.
FEDE pide la financiación pública de la última tecnología 'antidiabética'
Redacción
Lunes, 12 de junio de 2017, a las 14:50
La Federación Española de Diabetes (FEDE) quiere que el sistema flash de monitorización de glucosa sea financiado por la administración pública. Así se lo hicieron saber sus representantes en la reunión mantenida con responsables de la Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y Farmacia de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. La iniciativa contaba con el beneplácito de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y el Consejo Asesor de Diabetes del País Vasco, quienes previamente habían avalado dicha petición.

A día de hoy, la tecnología permite reducir el número de pinchazos diarios a los que se tiene que someter una persona con diabetes para conocer sus niveles de glucosa y reducir el riesgo de hipoglucemias, así como otras complicaciones de salud asociadas a un mal control de la diabetes a medio y largo plazo. Según el presidente de FEDE, Andoni Lorenzo, “ha demostrado que contribuye cualitativamente a mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes”.

Aparte de la justificación basada en la evidencia y en la calidad de vida de los pacientes, esta solicitud se sustenta también en que la innovación cumple con los criterios y requisitos exigidos por la normativa para poder ser incluida en la Cartera Básica.

Una decisión "inmediata"

En palabras de Andoni Lorenzo, “en este encuentro hemos comprobado la disposición de la administración pública de dar el paso e incorporar esta innovación que las personas con diabetes venidos reclamando desde hace meses. No obstante, deseamos que esta decisión se tome lo antes posible, debido a la demanda que el colectivo de pacientes está haciendo, muy especialmente para los niños con diabetes”.

En la actualidad hay 13 los países del entorno europeo, entre ellos Alemania, Austria, Suiza y Luxemburgo, en los que el sistema es financiado por la administración pública, siendo Francia el último en aprobarlo unos meses.