Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Política Sanitaria > Otras profesiones

Solo los psicólogos deben atender los teléfonos contra el acoso escolar

El Consejo General de la Psicología advierte del riesgo de que las llamadas las atiendan pedagogos o filósofos

José Ramón Fernández, vocal del Consejo General de la Psicología.
Solo los psicólogos deben atender los teléfonos contra el acoso escolar
José A. Puglisi
Lunes, 24 de octubre de 2016, a las 16:40
La petición de exclusividad de psicólogos no solo está en las plazas PIR. El Consejo General de la Psicología ha denunciado que el centro de llamadas dedicado a la atención telefónica de urgencia del acoso escolar permite el acceso a pedagogos, filósofos y otros profesionales que podrán “no tener los conocimientos básicos para abordar el problema del ‘bullying’”, según ha asegurado el vocal de la institución, José Ramón Fernández. En este sentido, solicitan una mayor regulación al acceso de este servicio.

Fernández ha asegurado que el Ministerio de Educación ha establecido “la entrada a los profesionales del ámbito de la psicología, dando por argumento que no hay una norma que regule el grado de Psicología, por lo que se crea una solución aún peor, al crear una figura legalmente indefinida”. De esta manera, ha insistido en la necesidad de regular la carrera como lo establece la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública.

“Dado lo delicado del tema en cuestión, que requiere conocimientos y habilidades psicológicas, si se quiere establecer que sean psicólogos los que atiendan las llamadas, se debería haber indicado que la atención fuera  realizada "por personal en posesión de una licenciatura o grado universitario en Psicología", indica un comunicado del Consejo General de la Psicología.

El vocal del consejo advierte que la presencia de pedagogos o filósofos podrá tener consecuencias negativas para los alumnos sometidos a maltrato. “Es difícil estimar cuál será el impacto en general, ya que dependerá de cada uno de los casos, pero no se puede descartar que sea un agravante en el caso de llevar mal un caso”, explica. “Lo único que se puede asegurar es que, si no son tratados por psicólogos con la suficiente cualificación, se generará una situación que no será positiva”, sentencia.