Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 11:20
Política Sanitaria > Otras profesiones

Las 7 directrices básicas de los psicólogos para atender al refugiado

El Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid presenta una guía sobre cómo actuar ante inmigrantes en situaciones difíciles

De izquierda a derecha, Guillermo Fouce, Francisco Medina, Fernando Chacón y Cristina Larroy
Las 7 directrices básicas de los psicólogos para atender al refugiado
Laura Díez
Cristina Cebrián
Martes, 28 de junio de 2016, a las 19:50
El Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, junto con la fundación Psicología sin Fronteras y las Facultades de Psicología de la Universidad de Sevilla y la Complutense de Madrid, han elaborado en apenas un mes una 'Guía para la intervención psicológica con inmigrantes y refugiados'. Su objetivo es orientar a los profesionales que vayan a tratar con este colectivo para ofrecer la mejor atención y facilitar en lo posible su reubicación lejos de sus puntos de origen. 

Los ponentes durante un momento de la presentación de la guía elaborada


La idea nació, en un primer momento, con la crisis de refugiados que en verano de 2015 saltó a todos los medios de comunicación, a nivel europeo y mundial. En aquel momento, según explicaba Fernando Chacón, decano del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, pensaron que la situación era de tal urgencia que requería una coordinación entre diversos actores ante una evidente llegada a los países europeos de quienes huían de sus casas. 

"Todo ha sido de una lentitud exasperante y la situación no ha mejorado hasta ahora. La propuesta de la fundación entroncaba con la iniciativa del colegio, que pensaba crear un grupo de unos 200 voluntarios para intervenir con este colectivo. Veíamos el proyecto como una herramienta muy útil", explicaba Chacón en rueda de prensa. 

Que su vida no se interrumpa

Por su parte Cristina Larroy, directora de la clínica universitaria de Psicología de la facultad del mismo nombre de la Complutense, añadía que lo que se buscan son estrategias que permitan intervenir de forma temprana para manejar las situaciones que viven los refugiados, añadiendo siempre un factor de normalización, "porque recordemos que son personas con fortaleza, que podemos empoderar". 

En el acto de presentación de la guía también intervenía Francisco Medina, decano de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla, quien explicaba que buscan una intervención social y comunitaria dando por hecho que el colectivo inmigrante y refugiado está en un proceso de transición y que no viene para quedarse. "Se trata de que no interrumpan su vida, que la estancia sea lo más acogedora posible. En España, o al menos en el sur, no es un fenómeno nuevo y estamos familiarizados con la inmigración. La sociedad universitaria andaluza está pendiente de esto intentando que la crisis sea la menor posible", comentaba. 

Por último Guillermo Fouce, presidente de la fundación Psicología Sin Fronteras, criticaba que este país tenga un problema en política de asilo y refugio, siendo ésta sumamente restrictiva, como menciona el último informe de Amnistía Internacional. "Son necesidades que están ahí y que sigue siendo vergonzoso cómo se trata esto. Unas 11.000 personas han pasado por Méndez Álvaro sin tener el estatuto de refugiado, pero huyen de las mismas cosas, son situaciones que están ahí", decía. 

Horizonte poco esperanzador

Preguntado por la actualidad europea y española tras las elecciones del domingo, Fouce admitía que la respuesta de Europa ante este fenómeno no parece muy halagüeña, pero repetía que se trata de una realidad que está ahí y que seguirán estando con la gente que sufre igual que han hecho hasta ahora. "Aquí también tenemos ese fenómeno, la labor debe ser de incidencia y conocimiento de lo que les pasa a esta gente, que por cierto, sorprende su capacidad de resistencia", sentenciaba. 

En concreto, las principales pautas de lo que debería hacerse para atender a refugiados e inmigrantes podría concretarse en 7 puntos básicos: 

1. Apertura de creencias y valores diferentes. Son personas con una cultura y estilo de vida muy diferentes a la nuestra
2. Adaptar los contenidos y el lenguaje, teniendo en cuenta las características culturales
3. Explicar en qué consiste la figura del psicólogo y las funciones que desempeñamos
4.Proporcionar alivio y apoyo, fomentando la autosuficiencia y reforzar las habilidades y recursos propios
5.Dar importancia al vínculo que generamos con ellos, basándolo en la confianza y la cercanía
6.Tener en cuenta la idiosincracia de la persona
7.Especial hincapié en mostrar una actitud no valorativa

Fernando Chacón, decano del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid; Francisco Medina, decano de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla; Cristina Larroy, directora de la Clínica universitaria de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid; Guillermo Fouce, presidente de la fundación Psicología sin Fronteras.


Foto de familia de los voluntarios que han trabajado en el proyecto de elaboración de la guía.