22 de septiembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 13:40
Política Sanitaria > Otras profesiones

Fisioterapia reclama su papel en el tratamiento de la disfunción sexual

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid expone las técnicas que más benefician a la salud sexual

Una fisioterapeuta en su jornada laboral.
Fisioterapia reclama su papel en el tratamiento de la disfunción sexual
Redacción
Lunes, 13 de febrero de 2017, a las 14:30
Una vida sexual sana. El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid, en el marco del Día Europeo de la Salud Sexual, ha puesto de relieve las técnicas que pueden ayudar a mejorar los problemas o disfunciones sexuales, ententendidos como alteraciones en la actividad sexual en cualquiera de sus fases (deseo, excitación y orgasmo). Sin embargo,  no son iguales los problemas de ellos que de ellas.

Mientras que en los hombres se manifiesta, fundamentalmente, en problemas de erección y eyaculación (precoz o retrasada); en las mujeres, las más comunes son la dispauremia (dolor en el momento del acto), la anorgasmia (dificultad o incapacidad para alcanzar el orgasmo) y el vaginismo (contracción involuntaria de los músculos de la vagina que dificulta o impide la penetración).

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid  hace referencia a estudios en los que, según los datos aportados, en España un 32 por ciento de hombres y un 46 por ciento de mujeres entre 40 y 80 años presentan alguna disfunción sexual y su prevalencia aumenta con la edad.

En los problemas que afectan a la mujer, según han explicado desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid, los fisioterapeutas especializados en pelviperineología utilizan varias técnicas para facilitar la relajación muscular, mejorar la circulación sanguínea y la movilidad en la región pelviperineal, ajustar desequilibrios posturales, así como para aumentar la abertura vaginal y desensibilizar la zona. En la disfunción eréctil masculina, la incapacidad de conseguir y mantener una erección que permita tener relaciones sexuales satisfactorias, puede ser tratada con resultados óptimos aplicando ondas de baja intensidad.

En cualquier caso, para el Colegio de Fisioterapeutas el abordaje de las disfunciones sexuales debe hacerse desde un enfoque multidisciplinar, ya que en ellas pueden intervenir factores orgánicos, psicológicos o funcionales, y todos ellos pueden corregirse con técnicas fisioterápicas. Los fisioterapeutas pélvicos, añaden desde el colegio, deben ser considerados miembros fundamentales del equipo interdisciplinario en el tratamiento de las disfunciones sexuales.