Dentistas: "Se necesita controlar el precio del material de protección"

El Consejo General de Dentistas explica cómo ha combatido su colectivo profesional la pandemia del coronavirus Covid-19

Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas.
Dentistas: "Se necesita controlar el precio del material de protección"
sáb 02 mayo 2020. 19.10H
Con la colaboración de
Los dentistas son otro de los colectivos sanitarios que ha estado dando la batalla contra el coronavirus Covid-19. De hecho, la profesión odontológica ha donado todo el material de protección que tenía en sus clínicas desde el principio de esta epidemia. Redacción Médica ha elaborado el documento 'Lecciones del Covid-19 (qué ha aprendido el sector sanitario español ante la pandemia)' con testimonios de sus principales actores, entre los que se encuentra el Consejo General de Dentistas.

Su presidente, Óscar Castro, señala que, ante una crisis de esta dimensión, "sale lo mejor de cada uno, pero también lo peor". Por ello, y de cara a la posibilidad de que una situación como la actual se repita, pide al Gobierno que fije los precios del material de protección para evitar que haya quien se "quiera enriquecer" de una alerta de salud pública. 

¿Qué aciertos y errores se han cometido durante esta crisis?

Esta situación es nueva y nos ha pillado a todos por sorpresa. Se ha demostrado que no tenemos la mejor sanidad del mundo sino los mejores profesionales, demostrando que nuestro sistema tiene graves carencias.

La falta de previsión y de protocolos adecuados ha obligado a las autoridades a improvisar y a dar órdenes -muchas veces imprecisas y a veces contradictorias- que han generado incertidumbre en la población. Concretamente, a los dentistas nos ha afectado mucho, pues el Gobierno nos ha considerado servicio esencial, pero teniendo que atender exclusivamente urgencias. En este sentido, el profesional es el que ha tenido que establecer qué tipos de urgencias tratar según su criterio facultativo y, además, seguir soportando todos los gastos económicos de las consultas, pero sin tener pacientes.


"Una crisis sanitaria no se gestiona de la manera en que se está haciendo"


Al mismo tiempo, carecemos de material de protección adecuado, lo que ha obligado a muchos dentistas a cerrar sus consultas por no poder atender a los pacientes con la seguridad adecuada. La mayoría de los dentistas somos autónomos y esta situación está suponiendo un gran esfuerzo económico que muchos no van a poder soportar si las autoridades no toman las medidas económicas adecuadas. Son momentos de preocupación y de buscar soluciones.

Por nuestra parte, desde el inicio de la pandemia, el Comité Ejecutivo del Consejo General de Dentistas se constituyó como gabinete de crisis para reivindicar los derechos de la profesión odontológica y asesorar a la colegiación ofreciendo información continua sobre la situación. Asimismo, se está solicitando la reducción del IVA de todos los productos de protección que utilizamos en las consultas.

Ante una crisis similar futura, ¿qué medidas deberían adoptarse en cuanto a recursos humanos, recursos materiales, y de gestión/organización?

Esto nos va a enseñar a todos a que una crisis sanitaria no se gestiona de la manera en la que se está haciendo. Por lo tanto, si vuelve a suceder algo parecido, ya tendremos experiencia. Habrá que proteger al personal sanitario con EPI y materiales de protección suficientes y adecuados para que no tengamos que reutilizarlos o recurrir a la solidaridad de la población que está haciendo protecciones de forma altruista. También habrá que controlar los precios de estos materiales protectores y que son vitales en esta situación de pandemia.


"La profesión odontológica donó todo el material de protección que teníamos en las clínicas dentales"


En estos casos sale lo mejor de cada uno, pero a veces, también sale lo peor. De hecho, hay gente que está aprovechando esta situación para enriquecerse, especulando con los precios de los EPI. Si algo así vuelve a suceder, el Gobierno deberá fijar los precios para evitar esta especulación. Asimismo, tendrán que vigilar la venta de productos no homologados que pueden poner en riesgo la salud de las personas. 

¿Qué podría aportar su organización que no haya podido aportar en la crisis actual?

La profesión odontológica ha mostrado su colaboración al Gobierno desde el principio, incluso se donó todo el material de protección que teníamos en las clínicas dentales. Hemos seguido sus directrices, pero con más previsión podríamos haber seguido trabajando con más normalidad, cuidando la salud bucodental de la población sin tener la necesidad de retrasar tratamientos. No podemos olvidar que la salud bucodental se encuentra estrechamente vinculada a la salud general y que las patologías orales es mejor abordarlas cuanto antes para evitar complicaciones.

En estos días de confinamiento, los ciudadanos han seguido padeciendo problemas en la boca que, si bien eran leves al principio, algunos se están complicando. Por ejemplo, una pequeña lesión cariosa que se podría haber tratado con una obturación, se habrá puede convertir en una caries profunda que obligará a realizar una endodoncia o una extracción. No debemos olvidar que los dentistas estamos acostumbrados a tratar pacientes con enfermedades infectocontagiosas como el VIH y la hepatitis, y cumplimos con unos protocolos muy estrictos de asepsia y protección en las consultas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.