17 de agosto de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 20:10
Especialidades > Oncología Médica

Oncólogos e intensivistas se coordinan para atender al paciente crítico

Quieren combatir el estigma del paciente oncológico que entra en la UCI

Fernández Mondéjar (izquierda) y Miguel Martín.
Oncólogos e intensivistas se coordinan para atender al paciente crítico
Redacción
Lunes, 19 de junio de 2017, a las 13:20
Las Sociedades Españolas de Oncología Médica (SEOM) y de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) han firmado un convenio marco de colaboración con la intención de mejorar la calidad de los pacientes oncológicos con complicaciones críticas.

Especialistas de ambas sociedades trabajarán en la elaboración de recomendaciones y protocolos que faciliten la toma de decisiones en este ámbito. A través de guías de práctica clínica basadas en la evidencia se establecerán las principales indicaciones de ingreso y tratamiento en UCI de pacientes oncológicos, atendiendo a sus diferencias y caracterizaciones especiales con respecto al resto.

También pretende generar cauces de comunicación para fomentar el intercambio de información y el diálogo entre ambas especialidades, con el objetivo de profundizar los aspectos científicos y éticos de la toma de decisiones. Además, se crearán grupos de trabajo sobre aspectos terapéuticos concretos, como infecciones en inmunodeprimidos, ventilación mecánica no invasiva del paciente oncológico, etc.

Registro de pacientes oncológicos en UCI

El acuerdo estudiará las posibilidades de establecer un registro nacional de pacientes oncológicos tratados en las UCI, que permita disponer de datos del mundo real sobre la incidencia de la problemática y los resultados que se están obteniendo, de tal forma que contribuya a mejorar la asistencia.

Enrique Fernández Mondéjar, presidente de Semicyuc, explica que la colaboración “pretende contribuir a romper el estigma de que el paciente oncológico que sufre un evento crítico no se beneficia de su ingreso en UCI”.

Miguel Martín, presidente de SEOM, explica que “hace pocos años hablar del ingreso en UCI de un paciente con cáncer era considerado casi como un tabú y en ocasiones entendido como un ‘encarnizamiento terapéutico’ por lo que el nihilismo era una actitud afianzada en la mente de una buena parte de los profesionales. Contra este hecho hay que luchar con evidencia científica”.