Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Especialidades > Oncología Médica

La dieta mediterránea previene mejor el cáncer de próstata

Un estudio del Ciberesp concluye que es más eficaz que otras dietas

El equipo de investigadores del proyecto MCC-Spain.
La dieta mediterránea previene mejor el cáncer de próstata
Redacción
Miércoles, 08 de noviembre de 2017, a las 12:20
Una alta adherencia al patrón de dieta mediterránea podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer de próstata agresivo. Científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (Ciberesp), liderados por Adela Castelló y Beatriz Pérez-Gómez, ha hallado evidencia que refuerza esta hipótesis.

El proyecto MCC-Spain, del que forma parte de este proyecto, es “el mayor estudio de casos y controles hecho en España para investigar la influencia de factores ambientales –incluyendo la dieta– en el origen de tumores frecuentes como el cáncer de próstata”, explica Pérez-Gómez.

En la investigación han participado 733 pacientes con cáncer de próstata y 1.229 hombres sanos de siete provincias, se ha explorado la relación entre el riesgo de tener este tumor y tres patrones de dieta que caracterizan los hábitos alimentarios de la población española: el occidental (gran cantidad de productos lácteos grasos, carne procesada, bebidas calóricas, comida rápida y salsas), el prudente (productos lácteos bajos en grasas, granos integrales, frutas, verduras y zumos) y el mediterráneo (pescado, patatas hervidas, frutas verduras, legumbres y aceite de oliva).

Según Adela Castelló, “los resultados de este trabajo muestran que aquellos hombres con mayor grado de adherencia al patrón mediterráneo tienen menos riesgo de tener cáncer de próstata agresivos que aquellos cuyos hábitos alimenticios se alejan de este perfil. Esta asociación no se ha encontrado en aquellos hombres con dietas más cercanas al patrón prudente o al occidental”.

Este análisis, explican las autoras del estudio, refuerza la idea de que las recomendaciones nutricionales deben tener en cuenta patrones de dieta en lugar de focalizarse en alimentos individuales.