Ha sido desarrollada en el Hospital Clínic y tiene resultados positivos en toxicidad y eficacia en modelos preclínicos

La CAR-T académica en cáncer de mama pedirá ensayos humanos antes de abril
La investigadora Sònia Guedán está en proceso de desarrollar una CART académica para tumores sólidos centrado en el cáncer de mama


09 feb 2022. 18.30H
SE LEE EN 3 minutos
El Hospital Clínic de Barcelona está desarrollando una CAR-T académica de segunda generación para tumores sólidos centrado en el cáncer de mama, tal y como afirma en Redacción Médica la doctora en Biotecnología y principal líder de la investigación, Sònia Guedán. El próximo objetivo de los investigadores es iniciar los primeros contactos con la Agencia Española del Medicamento (Aemps) para valorar la posibilidad de iniciar el ensayo en personas.

En los tumores sólidos las células CAR-T sufren muchos más obstáculos de los que encontrarían en enfermedades hematológicas, y Guedán reconoce que “hasta ahora nos habíamos encontrado que estos CAR-T no acaban de funcionar bien debido a dos problemas: en algunos ensayos se ha detectado toxicidad y en otros falta de eficacia. Nosotros nos hemos centrado en elaborar una CAR-T que no sea tóxica para pacientes y manteniendo la eficacia”.

La CAR-T de segunda generación desarrollada en el Hospital Clínic de Barcelona podría llegar a ser útil en diferentes tumores, debido a que, tal y como afirma la investigadora, “reconoce la molécula HER2, target muy común en otros tipos de cáncer, aunque nosotros nos estamos centrando en el cáncer de mama, en específico el HER2 positivo. Nuestra meta es que esta CAR-T tenga un buen balance de eficacia y toxicidad, elaborando una CAR-T de baja afinidad”.

"La CAR-T de segunda generación podría ser útil en diferentes tumores"


Los experimentos realizados hasta ahora en células humanas y ratones han permitido a los investigadores sacar conclusiones más que relevantes. Guedán afirma que “hemos observado que con esta CAR-T podemos diferenciar entre tejidos que expresan niveles muy altos de HER2, que vendría a ser el tumor y otros tejidos con niveles bajos de HER2, que podría ser algún tipo de tejido normal. Hemos llegado a probar la eficacia de esta CAR-T en diferentes modelos y ahora estamos realizando los últimos experimentos para probar la toxicidad en células humanas de tejidos sanos”.


Próximo paso: Una reunión con la Aemps



El desarrollo de la CAR-T se encuentra por buen camino, y la meta que se ha propuesto el Hospital Clínic de Barcelona es testarlo en un futuro no muy lejano con pacientes. “Nos encontramos muy cerca a partir del mes siguiente de cerrar todos los experimentos que necesitamos para estar bastante convencidos de que la terapia será segura para iniciar un ensayo clínico con pacientes”, argumenta Guedán.


"Nos encontramos cerca de cerrar todos los experimentos"



Los resultados de todas las investigaciones ya han sido almacenados y en un periodo de uno o dos meses se prevé iniciar las primeras conversaciones con la Aemps para valorar la CAR-T para tumores sólidos. La investigadora confía en que “durante este mes de febrero o marzo realizaremos una primera reunión con la Aemps para ver cómo ven la posibilidad de dejarnos empezar el ensayo, debido a que ya tenemos toda la información recopilada. Tenemos resultados muy prometedores tanto de eficacia y toxicidad en modelos preclínicos tanto de ratón como células humanas”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.