Identifican un biomarcador de cáncer gástrico relacionado con el H. pylori

Esta bacteria está relacionada con el 90 por ciento de cánceres gástricos

Imagen de núcleos celulares en azul, con USF1 en verde y p53 en rojo.
Identifican un biomarcador de cáncer gástrico relacionado con el H. pylori
mié 18 diciembre 2019. 11.00H
Científicos del Instituto Pasteur (Francia) han analizado los mecanismos que intervienen en el desarrollo del cáncer gástrico durante la infección por el patógeno bacteriano Helicobacter pylori. En su trabajo, publicado en la revista Gut, han podido identificar un posible marcador de susceptibilidad a desarrollar este tipo de tumores.

El cáncer gástrico, la tercera causa más común de muertes relacionadas con el cáncer, se asocia a menudo con un mal pronóstico porque tiende a diagnosticarse en una etapa avanzada y, por lo tanto, es difícil de tratar. Para reducir la tasa de mortalidad, es esencial identificar un biomarcador que permita el diagnóstico precoz de este cáncer.


Actualmente se considera que H. pylori está detrás del 90 por ciento de los casos de cáncer gástrico en todo el mundo


Helicobacter pylori es un patógeno bacteriano que coloniza los estómagos de casi la mitad de la población mundial. La infección por H. pylori se adquiere en la infancia y dura décadas. Aunque en la mayoría de personas la infección permanece asintomática, en algunos casos se convierte en cáncer gástrico. Actualmente se cree que H. pylori es responsable de aproximadamente el 90 por ciento de los casos de cáncer gástrico en todo el mundo, con una tasa de mortalidad estimada de aproximadamente 800.000 al año.

Se han dado los primeros pasos para descifrar la secuencia de eventos desencadenados por la infección bacteriana que finalmente conduce al cáncer gástrico, un mecanismo en el que la inestabilidad del ADN de las células infectadas juega un papel clave.


'Guardián del genoma'


Estudios anteriores han demostrado que H. pylori está detrás del cáncer gástrico al causar roturas de ADN y alterar sus sistemas de reparación, estimulando la acumulación de mutaciones potencialmente dirigidas al p53, una proteína conocida como el 'guardián del genoma'. Esta proteína es esencial para el correcto funcionamiento de las células, ya que, si se produce un daño significativo dentro del genoma, detiene temporalmente el ciclo celular durante un período de tiempo suficiente para reparar el ADN.

Si se inactiva p53, el genoma tiene más probabilidades de acumular inestabilidades, y las células normales tienen una mayor probabilidad de transformarse en células cancerosas. Es importante entender la transformación celular causada por H. pylori, que estimula el desarrollo del cáncer, para identificar un marcador de susceptibilidad. Esto permitiría el tratamiento temprano de los pacientes, previniendo así el desarrollo de cáncer gástrico.

En investigaciones anteriores, estos mismos investigadores revelaron que, en respuesta al daño del ADN, p53 se estabiliza por su interacción con el factor de transcripción USF1, lo que permite a p53 desempeñar su papel en la reparación del ADN. Sin embargo, los resultados in vitro demuestran que H. pylori no solo reduce los niveles nucleares del factor USF1, sino que también lo reubica, llevando a su acumulación en la periferia de las células, previniendo así la formación de complejos USF1/p53 en el núcleo celular.

Si se desestabiliza, la proteína p53 pierde su función, resultando en cambios oncogénicos acumulados en las células infectadas, promoviendo su transformación en células cancerosas. Por lo tanto, la pérdida de USF1 del núcleo es un factor clave para inhibir la actividad de p53, que estimula el desarrollo del cáncer gástrico.


Estudios in vivo


Ahora, estos hallazgos han sido confirmados por estudios in vivo. Los científicos demostraron que las lesiones inflamatorias gástricas causadas por la infección por H. pylori fueron más severas en un modelo de ratón deficiente en factor USF1. Estos resultados también están respaldados por los hallazgos clínicos, ya que el pronóstico es peor para los pacientes con cáncer gástrico con niveles bajos de USF1 combinados con niveles bajos de p53.

"Por primera vez, hemos demostrado que la pérdida del factor de transcripción USF1 acelera la carcinogénesis causada por Helicobacter pylori. Esto hace del USF1 un biomarcador potencial para la susceptibilidad al cáncer gástrico y una nueva diana terapéutica en el tratamiento de este cáncer", explica una de las autoras del trabajo de investigacion, Eliette Touati.

TAGS

Sanofi
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.