Un informe de la OCDE recoge también una disminución en el número de cirugías oncológicas

Área de medicina nuclear, oncología y rehabilitación de un hospital.
España disminuyó un 20 por ciento las histerectomías el año de la pandemia.


12 dic 2022. 08.00H
SE LEE EN 4 minutos
La pandemia de Covid-19 afectó a todas las áreas de la salud de la población. De hecho, datos recientemente publicados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señalan que incluso la tasa de altas hospitalarias para los pacientes con cáncer se vio reducida en un 12,7 por ciento. No fue algo exclusivo de España, sucedió en toda Europa. Sin embargo, en países como Alemania o Francia esa tasa se situó en una disminución del 8,5 y 8,9 por ciento respectivamente, y ligeramente por debajo de la reducción del 11,5 por ciento de la media europea.

En el informe Health at a Glance: Europe 2022 se habla de cómo ha afectado la pandemia a áreas de la salud tan sensibles como la detección precoz y el tratamiento del cáncer. Aunque no se concretan datos exactos en el documento, sabemos que durante el confinamiento se redujo el número de pruebas de detección de cáncer, pero también el número de cirugías.

Tanto el menor número de estancias hospitalarias como el de operaciones oncológicas tienen una explicación, señala el documento de la OCDE. Estos "pacientes perdidos" son aquellos que vieron retrasado su diagnóstico en 2020 por la pandemia y, por tanto, recibieron atención oncológica de manera más tardía. 

De hecho, esta interrupción del diagnóstico precoz, señala el informe, "ha creado una acumulación de pacientes que acabarán buscando atención oncológica, pero a menudo por casos de cáncer en una fase posterior que requiere un tratamiento más complejo y con menores probabilidades de supervivencia". Además de España, otros países de la Unión Europea que han acumulado pacientes son Bélgica, Francia o Reino Unido.


Menos cirugías, pero en la media europea


En cuanto al número de cirugías realizadas en 2020 en pacientes con cáncer sí tenemos datos. De hecho, se dan los datos de cuatro tipos de cirugía: prostatectomías, escisión parcial de glándula mamaria, mastectomía total e histerectomias. En el caso de España, no se alejó demasiado de la disminución general que vivió Europa. Se redujeron alrededor de un 14 y un 15 por ciento las prostatectomías y escisiones parciales de glándulas mamarias, un 10 por ciento las mastectomías totales y un 20 por ciento las histerectomías. 

Los datos no son alentadores, pero no se alejan de la media. Incluso si miramos fuera, a Reino Unido por ejemplo, los datos destacan. Allí se redujeron un 40 por ciento las prostatectomías, más de un 20 por ciento las escisiones parciales de glándulas mamarias; un 15 por ciento las mastectomías y un 35 por ciento las histerectomías.

Por otro lado, también destaca la reducción de casi un 30 por ciento en histerectomías en Dinamarca, cuando la media europea se sitúa en torno al 20 por ciento. Esta media se sitúa, en el caso de las prostatectomías y las escisiones parciales, alrededor del 16 y 15 por ciento, respectivamente. Por su parte, la media de las masectomías se redujo a un poco menos del 10 por ciento.


Más allá de la pandemia


Este informe no se centra solo en la pandemia. Por eso, más allá de los efectos del SARS-CoV-2 en los datos sobre cáncer, también habla sobre la prevalencia enfermedades crónicas como la diabetes o el asma

La prevalencia de la diabetes en España es del 7,1 por ciento, es decir, está ligeramente por encima del 7 por ciento de media, por lo que son bastante similares. Mientras que en el caso del asma, España está situada por debajo con un 4 por ciento respecto a la media, casi un 6. No obstante, países como Francia, Alemania o Finlandia se sitúan en torno al 8 por ciento, duplicando la prevalencia española.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.