Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Especialidades > Oncología Médica

El ibuprofeno lucha para prevenir el cáncer colorrectal

Puede evitar la reaparición de pólipos que son precursores de la patología

El ibuprofeno es el AINE más popular.
El ibuprofeno lucha para prevenir el cáncer colorrectal
Redacción
Viernes, 23 de diciembre de 2016, a las 12:30
Investigadores de la Clínica Mayo (Estados Unidos) han observado que los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno ayudan a evitar la reaparición de pólipos que pueden ser precursores del cáncer colorrectal, mejor que otros fármacos como la aspirina o suplementos vitamínicos, según datos publicados en la revista British Medical Journal.

Estos tumores son los terceros más frecuentes a nivel mundial y, sólo en Estados Unidos, se estima que más de un tercio de los afectados fallecen por la enfermedad ya que la mayoría de casos surgen en fase avanzada, como consecuencia de adenomas avanzados o pólipos adenomatosos.

El estudio se basó en un metaanálisis de 15 ensayos clínicos que incluyeron un total de 12.234 pacientes, en los que se analizaron diferentes pautas de tratamiento además de los AINE, como el uso de aspirina en dosis bajas o altas y suplementos de calcio, vitamina D o ácido fólico, a los que también se ha atribuido cierto efecto protector contra estos tumores.

Sin embargo, los resultados del estudio revelaron que para la mayoría de los pacientes los AINEs de nonaspirina, como el ibuprofeno, funcionan mejor que la aspirina u otros suplementos vitamínicos para prevenir el desarrollo de adenomas avanzados entre 3 y 5 años después de haber eliminado el pólipo.

La aspirina ofrece menor riesgo adicional

"Aproximadamente el 85 por ciento de todos los tumores colorrectales son resultado de pólipos adenomatosos no tratados", ha aseverado Hassan Murad, epidemiólogo clínico y autor principal del estudio, de ahí que "si se detecta una forma de detener su crecimiento se podrían evitar muchos de estos casos".

No obstante, Murad y su equipo reconoce que algunos otros riesgos para la salud de los AINE podrían hacer que no siempre sean la mejor alternativa para todos los pacientes ya que, por ejemplo, la aspirina ofrece resultados casi tan buenos y tiene un menor riesgo adicional, por lo que "el balance beneficio-riesgo puede ser más favorable en muchos casos".

"Es importante que los médicos evalúen con sus pacientes los posibles riesgos y beneficios de ésta u otra medicación", según este experto, para aplicar la evidencia científica disponible a las características de cada paciente.