Redacción Médica visita la nueva Unidad de Hospitalización de Oncología Médica y el Hospital de Día Onco-Hematológico

El Hospital de La Princesa se renueva como "milla de oro" de la Oncología
Gustavo Casero, director de Gestión y responsable de las obras; Fidel Illana, gerente del Hospital de La Princesa; y Ramón Colomer, jefe de Oncología.


01 dic 2021. 09.00H
SE LEE EN 7 minutos
El Hospital Universitario de la Princesa, en Madrid, no le tiene miedo al futuro, al que observa como una oportunidad para dar un salto en calidad. Por eso, este centro sanitario ubicado en el corazón de la capital española, se ha puesto manos a la obra para actualizarse de arriba abajo y adaptarse a las nuevas necesidades de los pacientes que acuden a él a recibir asistencia sanitaria y toda clase de tratamientos médicos.

Reportaje 'Hospital de La Princesa, la "auténtica milla de oro" de la Oncología madrileña'.













Con este planteamiento, la dirección del hospital vertebra un plan para convertir las distintas unidades que lo conforman es espacios más acogedores para los usuarios y más amigables para los profesionales que allí prestan sus servicios. El primer paso hacia la paulatina renovación de los servicios del hospital se ha producido en la Unidad de Hospitalización de Oncología Médica con la conversión de las antiguas 8 habitaciones dobles en 16 habitaciones individuales. Ha supuesto un auténtico reto arquitectónico con un resultado muy positivo en el aprovechamiento de los espacios, y que constituye la primera de las Unidades con habitaciones individuales que precederá a las del resto del Hospital.


Hospital de La Princesa de Madrid, más de 60 años de historia


El gerente de La Princesa, Fidel Illana, recibe a Redacción Médica en su despacho y detalla con mimo la el proceso de cambio del hospital que dirige. En primer lugar recuerda una efeméride: el Hospital de La Princesa cumple en 2021 más de seis décadas de existencia, 66 años, para ser exactos. Desde que abriera sus puertas allá en 1955, “está abierto las 24 horas del día, y tiene lógicamente unas necesidades de mantenimiento y de obras de acondicionamiento continuas”, explica Illana.

“Dentro de las obras de acondicionamiento de este hospital, desde la dirección se ha planteado acometer obras para convertir las actuales habitaciones dobles del hospital en habitaciones de uso individual”, indica. El objetivo es que al menos un 75 por ciento de las habitaciones terminen siendo individuales. “No hace falta más que ponerse en la piel del paciente, que algún día, queramos o no, seremos cada uno de nosotros, para saber que es muchísimo más agradable estar en una habitación individual por una cuestión de privacidad y comodidad”.


¿Cómo se han ejecutado las obras?


Esta iniciativa ha arrancado en la novena planta, en la Unidad de Hospitalización de Oncología Médica, es decir, en una de las plantas más altas del centro. Lo que se conoce como empezar, o en este caso reformar, la casa por el tejado. Esto se debe a algo “bastante curioso”, argumenta, por su parte, Gustavo Casero, director de Gestión y responsable de las obras. “Si este hospital se mira desde un punto de vista cenital, la forma que tiene el hospital es la de un candelabro, tiene una base, un cuerpo, y cuatro brazos”, apunta. “Se empezó por la novena planta porque realmente los 4 sectores  que conforman el Hospital tienen diferentes alturas. En el sector 3, la última planta es la novena, y por tanto al ser las bajantes el principal problema técnico, lo idóneo era empezar por esta planta, para luego ir descendiendo”.

¿Cómo fue posible la reforma e individualización de las camas de la Unidad de Hospitalización de Oncología Médica? Pues porque se diseñó un pasillo central con habitaciones individuales a ambos lados, mientras que el pasillo original, desplazado hacia un lateral, solamente daba acceso a una hilera de habitaciones, todas dobles. La reducción de estas habitaciones dobles es lo que ha permitido diseñar una nueva unidad con camas individuales. Para Casero, las dos ventajas fundamentales de este proceso es una mejor gestión de las camas disponibles y la posibilidad de aislamiento, más en un contexto de pandemia como el actual.

Imagen dela nueva Unidad de Hospitalización de Oncología Médica.


Gracias a esta obra, que ha contado con una inversión de 550.000 euros, se han conseguido habitaciones exteriores con luz natural, baño adaptado, sillón reclinable para el acompañante y una televisión de plasma. Todos los materiales empleados son los llamados “materiales sanos”, de fácil limpieza y desinfección y libres de compuestos perjudiciales. Además, la iluminación artificial led con detectores de presencia en aseos potencia también el ahorro energético.

Todo ello se completa con un proyecto de decoración denominado 'Healing Butterflies, Mariposas Curativas', materializado a través de ilustraciones en acuarela plasmadas en la pared de cada habitación con motivos de mariposas de la Sierra de Madrid, así como de especies vegetales donde se alimentan y que mediante un código QR el paciente puede visualizarlas y saber más sobre ellas en cualquiera de sus dispositivos móviles.
Esta no ha sido la única de las obras de acondicionamiento que han tenido lugar en estos meses.


Nuevo Hospital de Día Onco-Hematológico


El Hospital de Día Onco-Hematológico también ha sufrido una remodelación integral. Con 1.200 metros cuadrados y 527.000 euros de inversión, es un espacio diáfano con luz natural en la planta baja del centro de fácil acceso desde la calle, que cuenta con 24 puestos de tratamiento (22 sillones y dos camas) frente a los 20 anteriores.

En cuanto a consultas externas que completan esta zona, se ha pasado de 4 a 13 locales incluyendo una  consulta de Enfermería; en estas consultas además de  pasar visita los oncólogos, podrán hacerlo otras especialidades médicas implicadas también en la resolución de afecciones derivadas de la patología tumoral, como la Unidad del Dolor, la consulta de Farmacia Oncológica o Cuidados Paliativos, según explica Ramón Colomer, jefe de Oncología de La Princesa. 


Illana: "El Hospital de Día Onco-Hematológico es una auténtica milla de oro"



El diseño de todo el espacio ha sido concebido tomando como base opiniones de pacientes y  bajo el continuo prisma de la humanización de la atención sanitaria. En cuanto a la decoración, y por cortesía del Museo Thyssen Bornemisza, “se ha optado por utilizar fotomurales de alta resolución de detalles de cuadros impresionistas de Boudin, Sisley, Renoir, Monet, Guillaumin, o Bonard”. Todos ellos con naturaleza y colores luminosos; y de nuevo el paciente si lo desea,  a través de un código QR podrá desde su dispositivo móvil realizar un paseo virtual por la pinacoteca buscando el cuadro al que pertenece el detalle que está contemplando. De hecho, el gerente del Princesa, Fidel Illana, destaca que el "esquinazo" donde se ubica el Hospital de Día puede presumir de ser "uno de los más caros de Madrid". En la intersección de las calles de Diego de León y Conde de Peñalver, es "una auténtica milla de oro".

No solo eso, pues las obras vienen de la mano de una dotación tecnológica. Y es que esta nueva área del Hospital Universitario de La Princesa dedicada al Cáncer se completa con el acelerador lineal de última generación y la braquiterapia de alta tasa, ambos ya en funcionamiento en el servicio de Oncología Radioterápica, y procedentes de la donación de la Fundación Amancio Ortega y cuya inversión asciende a 3.547.480 euros. El acelerador lineal, además de los tratamientos estándares de alta precisión, ofrece posibilidad de radiocirugía, radioterapia adaptativa o Gatting para permitir al centro seguir cabalgando a lomos de la vanguardia.

Hospital de Día Onco-hematológico de La Princesa tras las obras.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.