17 nov 2018 | Actualizado: 17:45

Descubren cómo los antineoplásicos afectan al sentido del gusto

Cuando se inhibió la vía Hedgehog, las papilas gustativas perdieron su forma característica

Los pacientes no pueden apreciar bien los sabores con algunos tratamientos.
Descubren cómo los antineoplásicos afectan al sentido del gusto
mar 29 noviembre 2016. 09.20H
Redacción
Las interrupciones en la vía de señalización de Hedgehog pueden interferir con el mantenimiento de las papilas gustativas en los ratones, lo que podría explicar por qué algunos pacientes con cáncer experimentan una pérdida del sentido del gusto durante el tratamiento con los fármacos bloqueadores de Hedgehog, según informan los investigadores Charlotte Mistretta y Andrzej Dlugosz, de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, Estados Unidos, y colegas en un artículo publicado en PLOS Genetics.

Para mantener el sentido del gusto, las papilas gustativas y montículos especializados de los tejidos en los que residen deben renovarse constantemente, ya que las células gustativas duran un promedio de sólo diez días. Los científicos investigaron el papel de la vía de señalización de Hedgehog, un importante regulador del desarrollo y la diferenciación celular, en el mantenimiento dinámico de las papilas gustativas.

Los investigadores utilizaron un panel de modelos de ratón que les permitió bloquear, en algunos casos reversiblemente, las proteínas reguladoras GLI que son responsables de los cambios impulsados por Hedgehog en la expresión génica. Cuando se inhibió la vía de Hedgehog, los montículos desaparecieron rápidamente y las papilas gustativas perdieron su forma característica, aunque los nervios del gusto todavía estaban presentes. Una vez que se reanudó la señalización Hedgehog, se regeneró una fracción significativa de las papilas gustativas.

Un efecto secundario común

El estudio puede ayudar a explicar un efecto secundario común en pacientes con cáncer tratados con fármacos que bloquean la vía de Hedgehog. Estos individuos suelen quejarse de una pérdida del gusto que regresa gradualmente después de que se detiene el tratamiento.

Prevenir la desaparición de las papilas gustativas durante el bloqueo de la vía de Hedgehog podría reducir la pérdida de sabor experimentada por estos pacientes. Estos resultados plantean la posibilidad de que otras patologías asociadas con una alteración del gusto también se puedan explicar por cambios en la vía de Hedgehog.

Andrzej Dlugosz y Charlotte Mistretta dicen: "Estamos muy entusiasmados con estos resultados porque proporcionan la primera evidencia genética de que la señalización de Hedgehog es esencial para el mantenimiento de las papilas gustativas en animales adultos. Además, con los tipos de modelos de ratón que usamos, podemos decir que el sitio crítico para la señalización de Hedgehog en el mantenimiento del órgano del gusto está dentro de las células epiteliales de las papilas gustativas, donde residen las papilas gustativas".

"Si nuestros resultados en los ratones reflejan lo que sucede en los pacientes con cáncer que pierden su sentido del gusto al tomar los inhibidores de la vía Hedgehog, podría ser posible evadir este efecto secundario si podemos encontrar una manera de proteger las papilas gustativas de los efectos del fármaco. Además, porque el sentido del gusto es tan central en nuestra vida cotidiana para elegir los alimentos y los aspectos placenteros de comer, entender cómo se regula significativamente la homeostasis del órgano del gusto ayuda a avanzar en la comprensión de la biología sensorial", concluyen.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.